COSECHA FINA

Ya se registró el 90% del saldo exportable de trigo, mientras se espera crecer en Brasil

Las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior llegan a 9,05 millones de toneladas de trigo y hasta fin de mes se despacharán 5 millones. Operadores siguen la evolución del precio internacional y cae la molienda por el precio de la harina.

El 90% del saldo exportable de trigo ya está registrado de acuerdo a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) presentadas hasta el viernes pasado. Sobre un total estimado en 10 millones de toneladas a exportar, ya se registraron 9,05 millones de toneladas, señala un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Como es habitual en esta actividad, no es lo mismo declarar que embarcar la mercadería. Así, hasta fin de este mes se espera despachar alrededor de 5 millones de toneladas, sobre las más de 9 millones registradas. 

De este modo, a tres meses de comenzar la campaña comercial las exportaciones del cereal superarán el 50% del saldo exportable total. 

La presente campaña triguera estuvo caracterizada por una menor producción que en la campaña previa. Se estima una caída cercana al 10%, aunque las estimaciones de febrero mejoran la producción prevista en diciembre e incluso en enero. 

Según el último relevamiento mensual de estimaciones agrícolas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca la estimación de producción de trigo llega a las 17,6 millones de toneladas, unas 400.000 toneladas más que lo proyectado en de enero, indicó la BCR.

Según el Ministerio de Agricultura, la estimación de producción de trigo llega a las 17,6 millones de toneladas, unas 400.000 toneladas más que lo proyectado en de enero

"Ello podría brindar una mayor holgura al abastecimiento interno y un balance menos ajustado para aprovechar los altos precios del grano en los mercados externos", señaló la entidad.

En febrero se anotaron 370.000 toneladas del cereal hasta el día 22, que se suman a las 3 millones de toneladas de enero, un valor récord a nivel mensual.

La contracara de este buen desempeño de las declaraciones juradas se ve en el avance en la comercialización de trigo hacia los puertos del Gran Rosario. Entre enero y febrero la comercialización de granos pasó de 900.000 toneladas a 400.000.

Las razones pueden ser diversas pero no hay que olvidar que los precios internacionales vienen retrocediendo y puede haber alguna retención a la espera de mejores valores. 

Según indica la Bolsa de Comercio de Rosario "tras alcanzar un precio promedio de US$ 235,4/t en la tercera semana de enero, actualmente dicho valor se ubica en US$ 205,5/t, lo cual representa una caída de casi US$ 30/t o el 13% en términos porcentuales". 

En cuanto a los mercados de exportación, se espera que este campaña se puedan recuperar los volúmenes enviados a Brasil, que suele demandar más del 50% del saldo exportable argentino.

Pero en la campaña 2019/20 la política del gobierno de Bolsonaro fue buscar una mayor diversificación de las importaciones. Fue notorio el acuerdo con Estados Unidos para importar 750.000 toneladas desde ese país. 

De las 6,16 millones de toneladas de trigo que importó Brasil en 2020, Argentina colocó 4,55 millones de toneladas, casi 74% del total. Pero en 2019 la participación de mercado llegaba al 82%.

"Desde las cadenas de comercialización estiman incrementar las exportaciones a Brasil a cerca de 5,5 millones de toneladas, por encima de los despachos del 2020 y en volúmenes cercanos a los del 2018 y 2019", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario.

La luz amarilla en el sector se enciende al analizar lo que está ocurriendo con la industrialización del cereal, donde se observan "importantes mermas en la molienda desde el mes de noviembre".

Según cifras publicadas por la Bolsa rosarina, en enero la molienda se contrajo 14,7%, aunque en diciembre había caído aun más, a un piso del 17%, siguiendo la reducción del 11,5% de noviembre.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario, atribuyen el menor procesamiento de trigo, en base a fuentes sector, a una relativa desinversión en los stocks de harina, en el sector panadero y una fuerte caída de la demanda gastronómica.

Pero, además, "desde marzo del año pasado no se han actualizado los precios máximos de la harina de trigo, lo cual podría estar desincentivando la inversión en el sector", concluyó el informe.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios