Volvió Macri y se abre una nueva disputa en la estrategia de Juntos por el Cambio

Tras la reaparición pública del ex presidente quedaron al descubierto las diferentes visiones en pugna dentro del principal espacio opositor. Las próximas elecciones ya están en el horizonte.

Ayer, Mauricio Macri reapareció en la escena pública. Brindó su primera entrevista a un medio argentino, TN, desde que dejó la presidencia en diciembre pasado. Sus definiciones permiten vislumbrar cuál es su visión sobre el gobierno y la actual situación de la Argentina. Pero también sobre la evaluación que hace sobre su paso por la Casa Rosada.

En este punto, Macri esbozó algún tipo de autocrítica limitada. Por ejemplo, dijo que fue “insuficiente lo realizado a la hora de luchar contra la pobreza. Se trataba, además, del indicador por el que pidió ser juzgado durante su mandato.

Sobre esta cuestión, sostuvo además que “cuando terminé mi gobierno había la misma cantidad de pobres que cuando lo recibimos . En rigor, el Indec muestra otros números: en septiembre de 2016, el primer indicador de pobreza durante la gestión Macri –y valor por el que pidió ser evaluado– era del 30,3%. Los números de 2019 fueron peores: 35,4% en el primer semestre y 35,5% en el segundo.

Este modelo se repitió en otros temas durante la entrevista. Explicó que delegó la cuestión política y reconoció fallas –aunque no propias–. También detalló que tenía dos opciones al iniciar su gobierno: hacer hincapié en los problemas estructurales recibidos o apostar a una visión optimista sobre el futuro. “Elegí lo segundo. Con el diario del lunes, creo que me equivoqué, porque después se sucedieron los esfuerzos y la ciudadanía se fue agotando, especialmente la clase media empezó a sentir que el esfuerzo no terminaba nunca y no era lo que yo había generado , agregó.

Esta suerte de autocrítica a medias esconde otra cuestión. Macri pretende realizar una mayor reivindicación de su paso por la Casa Rosada. El objetivo es volver a explicar por qué los resultados económicos no fueron los deseados y detallar las bases que se dejaron hacia el futuro.

Esta postura no solo tiene implicancias para el futuro político de Macri, sino también para el de todo Juntos por el Cambio. Por eso es que entra en colisión con la visión de dirigentes que tienen otra mirada.

Dentro de la mesa chica de Juntos por el Cambio existen voces discordantes en este punto. “Macri tendría que contentarse con su legado: terminó el mandato y sacó más del 40% de los votos. Eso puede ser la refundación de un sistema bipartidista, lo que puede hacer que nosotros y el peronismo nos moderemos. También hizo que muchos jóvenes con vocación por lo público hayan pasado por la gestión, que se quemen y aprendan. Macri tendría que entender que eso no es poco , sostiene uno de los referentes de la coalición opositora.

En esta línea, confiesa que en las reuniones virtuales de los dirigentes de Juntos por el Cambio el expresidente busca defender la gestión. En este punto, sin embargo, más de un interlocutor lo frena y le muestra el debe del paso por el Ejecutivo.

Según esta visión, el rol del expresidente dentro del espacio opositor no debería ser el de liderar una futura estrategia electoral, ya que no podría generar una expectativa positiva tras la experiencia de gobierno. De cara a las elecciones del año que viene, el propio Macri reconoció ayer que no planea ser candidato. El tiempo dirá si se trató de una confesión sincera o si buscó generar un operativo clamor que lo empuje a aparecer en una boleta.

Igualmente, más allá de estas diferencias de enfoque sobre la estrategia a seguir –reivindicar o no la gestión Cambiemos–, hoy no existe un riesgo de fractura. No hay motivos en esta instancia para dividirse y facilitar la construcción del Gobierno. Además, en 2021 las elecciones serán legislativas y la distribución de los votos suele ser algo más dispersa que en las presidenciales, por lo que mantener la coalición se torna aún más importante.

En tal caso, las mayores diferencias hoy no se ven entre distintos partidos de Juntos por el Cambio, sino dentro del Pro. Ayer, Macri señaló con tono de crítica que delegó la negociación política al “grupo de gente filoperonista , en referencia a Rogelio Frigerio y Emilio Monzó.

Hoy, uno de los referentes de ese sector, Sebastián García de Luca, salió al cruce y sostuvo que gracias a esos dos dirigentes “logramos tener las leyes más importantes y construir gobernabilidad durante los cuatro años de gobierno con enorme minoría legislativa y estructura política .

García de Luca es diputado nacional y era el número dos de Frigerio en el ministerio del Interior. También agregó que “no éramos nosotros quienes tomábamos esas decisiones. Sí participábamos desde nuestro rol lógico al que le dedicamos nuestra vida completa .

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios