CORONAVIRUS

Sputnik V y Delta: un estudio confirma una increíble eficacia contra la variante, qué pasa con Moderna y Pfizer

En contraste, un estudio realizado en 50.000 pacientes reflejan porcentajes menores para las vacunas de Moderna y Pfizer ante la variante Delta.

Ante la preocupante expansión de la contagiosa cepa Delta del coronavirus, se aceleran los estudios sobre la eficacia de las vacunas frente a las distintas variaciones virales.

En este marco, desde el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés), el fondo soberano de Rusia que costeó el desarrollo de su propia vacuna, la Sputnik V, confirmaron que la efectividad de este suero ante la nueva variante Delta es superior al de muchas otras vacunas.  

Mutaciones peligrosas: el terrible pronóstico de la viróloga china que descubrió el COVID

La Sputnik demostró una eficacia del 83.1% para prevenir infecciones, es decir, una reducción de 6 veces comparado con la protección que la vacuna rusa genera frente a la cepa original surgida en China. 

Por su parte, la efectividad de la Sputnik V para prevenir internaciones a raíz de la cepa Delta resultó de un 94.4%, con una reducción de 18 veces respecto a la cepa original. 

Estos resultados contrastan con los preocupantes números que revela un estudio -que aún aguarda revisión de sus pares- sobre la competencia de las vacunas de los laboratorios Moderna y Pfizer frente a la cepa Delta.

Este, realizado entre enero y julio de este año en 50.000 pacientes atendidos en el Sistema de Salud de Mayo Clinic, indica que la efectividad tanto de Moderna como de Pfizer para prevenir infecciones por Covid-19 ante la variante Delta observó un descenso.

Así, Moderna reveló una eficacia del 76% cuando previamente cubría en un 86% mientras que la vacuna de Pfizer indicó un número bastante menor: de una prevención del 76% pasó a una del 42% ante la variante Delta.

Sin embargo, su efectividad para prevenir hospitalizaciones y enfermedades graves derivadas de la cepa Delta del Covid-19 muestra números más altos: Moderna pasó de un 91,6% de eficacia a un 81% ante la Delta mientras que Pfizer saltó de un 85% a un 75%.

Vacunación Covid y tercera dosis: cortocircuitos entre Nación y Provincia, ¿qué se estudia?

Los especialistas que realizaron el estudio ponen también sobre la mesa la posibilidad de que una tercera dosis de refuerzo de Moderna, tanto para quienes han recibido su pauta completa de Pfizer como del mismo laboratorio, podría funcionar para elevar estos porcentajes.

Esta debería darse entre los 6 y los 12 meses luego de finalizada la pauta completa de vacunación con el fin de reforzar la protección inmune.

Por su parte, la Sputnik V presentó resultados más favorables que las vacunas de Moderna y Pfizer a la hora de prevenir tanto la infección como la hospitalización a raíz de la cepa Delta del SARS-CoV-2.

Según el RDIF, esto se debe a que la Sputnik V utiliza una tecnología diferente a la mayoría de las otras vacunas aprobadas hasta la fecha ya que cada dosis del suero supone un vector adenoviral humano distinto (Ad26 para la primera inyección y Ad5 para la segunda).

Este sistema de refuerzo heterogéneo, denominado "cóctel de vacunas", sirve entonces como base para "garantizar una inmunidad estable y a largo plazo contra la nueva infección por coronavirus", tal como indica un comunicado difundido por el RDIF.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios