ACTIVIDAD ECONÓMICA

Funes de Rioja pidió vacunar a trabajadores industriales para garantizar la producción

Asegura que es vital para mantener operativas las fábricas e indicó que con la aplicación de los protocolos en las plantas se trabajó muy bien y se pudo sostener la actividad.

La segunda ola de coronavirus está generando cada vez mayor presión para evitar un cierre de actividades, en un contexto de escasez de vacunas, por lo que las tensiones están a la orden del día.

Hoy fue Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), quien reclamó que quienes trabajan en las fábricas desde la llegada de la pandemia sean vacunados para garantizar el "proceso productivo"

El dirigente fabril consideró: "Creemos que quienes están trabajando están mostrando responsabilidad sanitaria y social, al igual que las empresas".

Es una demanda que supone también un claro posicionamiento de los empresarios a favor del personal que "puso el cuerpo" durante la pandemia, y una crítica velada a los costos asociados a la cantidad de personal licenciado (por edad, enfermedades prevalentes, hijos menores, etc), que promedia el 20% de los planteles en la industria. 

"Hemos, incluso, hecho mediciones en empresas respecto de cuánto del personal en actividad se contagió y cuánto del personal licenciado, y la ecuación da que quienes no fueron a trabajar y, por lo tanto, no tuvieron tantas medidas preventivas orgánicamente establecidas, han estado más expuestos", amplió Funes de Rioja.

En declaraciones radiales, explicó que la actividad industrial adoptó "protocolos de prevención y transporte" y hasta implementó testeos

En ese sentido, Funes de Rioja recalcó que el sector está pidiendo "que se abra la posibilidad, más allá de los grupos de riesgo, que nosotros podamos vacunar a nuestro personal activo para asegurar el proceso productivo".

Funes de Rioja recalcó que el sector está pidiendo "que se abra la posibilidad, más allá de los grupos de riesgo, que podamos vacunar a nuestro personal activo para asegurar el proceso productivo"

En el marco de una segunda ola, que volvió a poner sobre la mesa la dicotomía entre atender la emergencia sanitaria y evitar el cierre, y en consecuencia un nuevo desplome de la economía, desde distintos sectores productivos enfatizan que es preciso mantener la incipiente recuperación en las actividades, y así apuntalar ese proceso.

Según datos de la UIA la producción industrial creció 5,4% interanual en enero último y tuvo un avance del 4,6% respecto del mes anterior, ubicándose 6,6% por encima de los niveles prepandemia.

Pero la suba de casos preocupa, y mucho más en un escenario de segunda ola que arrancó con gran velocidad de contagios. 

Sobre este punto, Funes de Rioja destacó que "cuando hicimos testeos en fábricas tuvimos una gran predisposición de la gente y los representantes sindicales ayudaron en esa tarea". Y enfatizó que en las fábricas hay un "control social recíproco interno" en medio de la pandemia.   

Hasta este martes, fueron aplicadas más de 5,5 millones de vacunas contra el coronavirus pero menos de 750 mil personas completaron el esquema de inmunización con las dos dosis. Y se presume que por edad, no debiera haber personas vacunadas entre los trabajadores del sector manufacturero. 

Según datos publicados en el Monitor Público de Vacunación, del Ministerio de Salud, hasta ahora el Gobierno distribuyó 7.085.796 dosis, de las cuales se aplicaron 5.571.878.

Las dudas sobre la continuidad de la vacunación tienen que ver con la falta de stock. Según algunas fuentes, la disponibilidad de dosis llegaría hasta el próximo fin de semana por las dificultades de abastecimiento y provisión por parte de los fabricantes del exterior, por lo que si no llegan nuevos embarques, se paralizaría el operativo de vacunación a nivel nacional.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios