COMERCIO E INVERSIONES

Vaca Muerta: empresarios y legisladores de EE.UU. piden acuerdo con el FMI para dinamizar inversiones

Convocados por AmCham y la Cámara de Comercio de Estados Unidos, legisladores y empresarios de los dos países avanzaron en el diálogo sobre oportunidades de negocios e inversiones en el país.

Diputados argentinos y legisladores estadounidenses dieron hoy un paso más en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales, con la vista puesta en la pospandemia, la recuperación del comercio bilateral y la radicación de inversiones.

El sector energético y en especial Vaca Muerta, pero también el litio, son los imanes que siguen atrayendo la atención de inversores y representantes del Congreso de Estados Unidos, aunque dejaron en claro su preocupación por la estabilidad macroeconómica de la Argentina. 

Fue en el marco de la Reunión informativa sobre los negocios de Estados Unidos y Argentina en el Congreso que tuvo lugar esta tarde, organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y AmCham Argentina, con apoyo de la Embajada de Argentina en Washington.

Durante el encuentro, que se desarrolló a través de una plataforma virtual, se abordó la necesidad de fortalecer el diálogo bilateral y expandir el comercio entre ambas naciones. 

Pero como no podía ser de otro modo, la pandemia -y el contraste entre los planes de vacunación de Estados Unidos y Argentina- así como algunos escollos en la agenda económica del país como la inflación o la renegociación de la deuda con el FMI, gatillaron algunas definiciones interesantes de cara al futuro.

"Estamos viendo muy de cerca la negociación con los acreedores y con el FMI", aseguró Neil Herrington, vicepresidente senior del Departamento de las Américas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Y agregó que "una vez que se logre un acuerdo allí todo va a empezar de nuevo, con nuevas inversiones en energía, en el que el país tiene un vasto potencial". Una forma elíptica de establecer las prioridades para allanar el camino de las inversiones.

A su turno el republicano Jeffrey Darren Duncan, representante por Carolina del Norte en el Capitolio, y co-presidente del Caucus Argentina en la Cámara Baja, destacó que "Argentina sigue siendo uno de nuestros aliados en materia de comercio en el Hemisferio Occidental", pero señaló que "a medida que nos superamos del Covid-19 podemos mitigar las barreras de comercio para poder seguir atrayendo inversiones".

Recordó que en 2019 el intercambio comercial entre ambos países había llegado a más u$s 23.000 millones y la inversión directa de empresas americanas aquí a u$s 10.000 millones "una de las más bajas". 

Pero sobre este punto, dio un dato clave: "Recientemente en Argentina hubo una elevada inflación del 42% ha hecho que las inversiones estadounidenses, en especial en el sector de telecomunicaciones, se hayan visto un tanto dañadas".  

También resaltó el potencial de Vaca Muerta, que es "crítica para la seguridad económica de Argentina" y el cambio climático, un tema que el presidente Joe Biden introdujo con fuerza en su agenda de prioridades.

Por su parte, el representante James Himes (Connecticut) valoró el potencial del país en tecnología agropecuaria y los servicios vinculados, mientras que Carol Miller, congresista por West Virginia, apuntó que en los últimos tiempos se lograron "avances en limones, carne vacuna y cerdo". 

Miller anticipó además que el objetivo de la administración es la renovación del Sistema General de Preferencias (SGP) y de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP).

Entre los políticos locales, se destacó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien destacó la "necesidad de garantizar reglas claras y transparencia para atraer inversión extranjera directa" en sectores como el agro, la minería y los hidrocarburos, en los que el país tiene gran potencial.

Tras destacar la decisión del gobierno de Estados Unidos de abrir canales para abastecer de vacunas a países en desarrollo, Massa sostuvo que en la pospandemia será vital el rol del sector privado y enfatizó: "No hay empleo sin empleadores y sin empresas, y no hay trabajo sin capital", toda una definición.

Por su parte, la diputada Graciela Camaño, dijo que Argentina es una país que "tiene vacunas en cuentagotas y una deuda externa que no podemos afrontar", lo que en lenguaje diplomático se traduce como un pedido de ayuda al país del norte para poder cerrar un acuerdo con el FMI y el Club de París.

Entre los empresarios, Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris Cono Sur, explicó en perfecto inglés las operaciones de la compañía en Argentina y en Estados Unidos, donde opera desde 2006, con inversiones por más de u$s 1800 millones.

Y recordó aquel exabrupto de Donald Trump, al aplicar aranceles del 25% al acero, en el marco de la Sección 232 de la Ley de Protección Comercial, donde "finalmente quedó demostrado cómo hacemos negocios nosotros y la Argentina". 

A su turno, Daniel Bustos (Excelerate Energy), una compañía de capitales americanos con operaciones en el país desde 2008, se refirió al potencial de Vaca Muerta y las inversiones que se requieren para explotar todo el potencial. 

Por último, Roberto Murchison, CEO del Grupo Murchison, dio detalles sobre la inversión que están realizando en Alabama en asociación con un grupo chileno, para  en levantar una nueva terminal portuaria especializada en el comercio de autos, en este caso entre México y Estados Unidos. La licitación se ganó en enero de 2020 y la terminal se va a inaugurar en forma virtual en junio.  




Tags relacionados

Compartí tus comentarios