La Iglesia dio un fuerte discurso contra el aborto: "Es la muerte de un inocente"

Desde el Tedeum en la Catedral de Tucumán, el Arzobispo provincial Carlos Sánchez dijo que la interrupción del embarazo "es la muerte de un inocente, de un niño y de un argentino". Gabriela Michetti asistió a la misa, en representación del Presiente de la Nación.

Hoy durante el Tedeum en la Catedral en Tucumán, por el Día de la Independencia, la Iglesia a través del arzobispo provincial Carlos Sánchez redobló las críticas sobre el proyecto de la legalización del aborto, al considerar que "toda vida vale, no hay sobrantes en la Argentina".

El presidente Mauricio Macri  no asistió a la misa, en plena tensión con el Episcopado por haber habilitado en el Congreso la discusión del proyecto que habilita la interrupción del embarazo. En lugar del mandatario se presentó la vicepresidenta Gabriela Michetti, de estrecha relación con el Papa Francisco, y con una clara postura en contra de la legalización del aborto.

Sánchez habló del "valor inalienable de la vida"

Sánchez habló del "valor inalienable de la vida" y dijo que "es un derecho que tiene todo argentino". En este contexto, afirmó: "Toda vida vale. Todo hombre es importante. No hay sobrantes en la Argentina. Nos toca edificar desde la promoción de la vida. El aborto es muerte de un inocente, de un niño y de un argentino", criticó.

Durante la homilía, el arzobispo dijo que muchos argentinos "se pronunciaron a favor de la vida". "Cuántos jóvenes, ancianos y médicos de otras provincias lo hicieron. No edifiquemos sobre las arenas de leyes injustas", indicó.

Si bien decidió no participar del tedeum, Macri estará en Tucumán donde encabezará uno de los actos oficiales por el 202° aniversario de la Declaración de la Independencia, cerca del mediodía, en la Casa Histórica.

El próximo 8 de deciembre la Cámara de Senadores discutirá en el recinto convertir en ley la iniciativa a favor de la despenalización del aborto. En ese contexto, ayer domingo el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, junto con medio centenar de obispos, encabezó una misa “por la vida” en el principal escenario religioso del país: el santuario de la Virgen de Luján.

 

Tags relacionados