LUZ Y GAS

Tarifas: con $ 150.000 millones en juego, volverían a postergar los aumentos

El aumento de las tarifas está en stand by y la decisión de tocarlas llegaría a mediados de mayo.

El Gobierno anunció que en mayo se venía un pequeño aumento de las tarifas de luz y gas.

Pero a escasos días del inicio del mes, todavía no hay definición oficial sobre el tema, y algunas fuentes con conocimiento de las negociaciones indican que la decisión podría tomarse a mediados de mayo.

Según pudo saber El Cronista, los nuevos cuadros tarifarios se publicarían dentro de dos semanas.

En gas, será con una suba de 7% para usuarios residenciales y 4% para pymes. En energía eléctrica, en tanto, persiste la incógnita.

Las empresas del sector privado tienen incertidumbre sobre lo que pasará con sus ingresos.

Pese a que Federico Bernal, interventor del ente regulador del gas, confirmó el alza en las tarifas, todavía no lo comunicó formalmente a las licenciatarias de los servicios públicos de transporte y distribución.

Por su lado, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, viene teniendo reuniones con Edenor y Edesur pero no hay avances en esta materia y las compañías siguen reclamando las diferencias no percibidas por el congelamiento, que llegan a los $ 60.000 millones.

En juego están, en total, más de $ 150.000 millones, el equivalente a casi cuatro veces el esfuerzo fiscal de bajar Ganancias para los trabajadores, o un mes entero de compras de dólares del Banco Central (BCRA) -u$s 1500 millones en marzo-

Los subsidios al gas treparán $ 35.000 millones más que lo proyectado en el Presupuesto 2021, por congelar el precio mayorista (PIST).

Edenor y Edesur tendrían a mano $ 55.000 millones para cubrir sus flujos de fondos y que puedan pagar salarios, mantenimientos y la energía a Cammesa.

Los otros $ 60.000 millones son los ingresos que no cobraron entre 2019 y el principio de este año por el congelamiento.

La idea original del ministro de Economía, Martín Guzmán, era que los ajustes de tarifas se aplicaran a partir de enero y que los subsidios se mantengan estables este año en relación al Producto Bruto Interno (PBI): 2,2% en total, con 1,7 puntos para energía y otros 0,5 puntos para transporte, como fue en 2020.

Su plan fue trastocado varias veces. Primero el incremento de las tarifas pasó a abril, luego a mayo y ahora demorará unos días más.

Por otra parte, los precios mayoristas de la energía se congelarán, por lo que la devaluación y el mayor costo del gas aceptado por el Gobierno para promover la producción (mediante el Plan Gas.Ar) impactarán en las cuentas fiscales y tendrá que ser absorbido por el Tesoro, que necesitará financiarlo con recaudación tributaria, colocaciones de deuda en el mercado local de capitales o emisión monetaria.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios