Sputnik V: luego de algunos cuestionamientos se crea un consejo científico internacional

Está compuesto por 16 científicos de nueve países y dos son argentinos. La autoridad brasileña rechazó la solicitud de la aprobación de emergencia y se aguarda la publicación de los estudios clínicos de fase tres.

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) y el Instituto Gamaleya, a cargo de la vacuna Sputnik V, anunciaron hoy la creación de un consejo internacional de expertos. Está integrado por 16 especialistas, de los cuales dos son argentinos: Omar Sued, presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas, y Carlos Sala, profesor de la UBA.

Además de los dos argentinos, componen el comité científicos de Alemania, Croacia, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, India, Rusia y Suecia.

El objetivo del consejo es que los científicos puedan "intercambiar información, opiniones y experiencia con destacados colegas extranjeros", según explicó Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF. Dmitriev reconoce que ese intercambio "se ha vuelto especialmente solicitado en relación con la pandemia de la nueva infección por coronavirus".

Hasta el momento, la vacuna Sputnik V se aprobó en Argelia, Argentina, Bielorrusia, Bolivia, Palestina, Paraguay, Rusia, Serbia y Venezuela. Hoy se sumó a ese grupo el décimo país, Turkmenistán. También se inició el proceso para que se apruebe en la Unión Europea, pero por ahora no se dio el visto bueno.

Durante el fin de semana, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa, el equivalente a la Anmat) había rechazado la solicitud de la aprobación de emergencia de esta vacuna. Según explicaron en un comunicado, no se presentaban los requisitos mínimos y no se presentaron estudios clínicos de fase tres.

Este último punto ha sido foco de cuestionamientos. La Sputnik V presentó los estudios de fases uno y dos en revistas científicas para que exista revisión de pares, como se acostumbra en el ámbito y como hicieron el resto de las vacunas. Sin embargo, por el momento no se publicaron los de fase tres. Esto fue prometido en reiteradas ocasiones por autoridades rusas. También por funcionarios argentinos, que aseguraron que se publicarían poco después de que comience la vacunación en el país, lo que sucedió el 29 de diciembre.

Luego del rechazo de Anvisa, el RDIF aseguró que "dentro de una semana entregará toda la información adicional solicitada por Anvisa para obtener la autorización de uso de emergencia de la vacuna en Brasil, incluido el permiso para iniciar ensayos clínicos de fase tres".

Las 600.000 dosis de la Sputnik V que llegaron a la Argentina provinieron de Rusia, y no está previsto que se produzca en el país. En Brasil, en cambio, se inició la producción en Brasilia. El responsable es União Química, que actúa como socio del RDIF. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios