Según Arroyo, sin ayuda estatal la indigencia hubiera sido de casi 28%

En el informe de la UCA, ese flagelo alcanza 10% de las personas. 

La semana pasada la opinión pública se vio sacudida por los nuevos datos sobre pobreza e indigencia que dio a conocer el Observatorio Social de la Deuda Social (UCA). En su informe "Deudas Sociales en la Argentina 2010-2020. Crisis del empleo, pobrezas y desigualdades estructurales en el contexto Covid-19" la casa de estudios reveló, en otros datos,  que la pobreza llegó a 44,2% y afecta a 6 de cada 10 niños.  En una serie de entrevistas radiales, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, puso en contexto los datos y aclaró que, sin las ayudas del Estado la indigencia hubiera llegado al 27,9 por ciento. En el informe de la UCA ese flagelo afecta al 7,3% de los hogares y 10% de las personas.

“Hubo mucha presencia del Estado. Sin esa presencia, la indigencia hubiese llegado al 27,9 por ciento. De acuerdo al informe de la UCA, la indigencia llega a un 10 por ciento, y esa diferencia de más de 18 puntos se entiende por las políticas públicas que se pusieron en marcha para amortiguar la caída", dijo Arroyo en declaraciones a Radio 10.

Más temprano, en diálogo con radio Metro, el ministro aseveró que "la situación en la Argentina es crítica, tenemos un 44 por ciento de pobreza, y el 60 por ciento de los chicos se encuentran en esa situación" y remarcó que "desde el Estado, con programas como el IFE y la asistencia alimentaria logramos amortiguar el impacto de estas cifras que podrían haber sido peores en medio de la pandemia".

"Desde el Estado, con programas como el IFE y la asistencia alimentaria logramos amortiguar el impacto de estas cifras que podrían haber sido peores en medio de la pandemia"


En ese sentido, el ministro indicó que en los sectores populares se comienza a ver que se genera una leve reactivación de ocupación “en changas y en las obras de construcción .

“Esto devino en las últimas semanas en una disminución de la gente que concurre a los comedores. Hay gente que hace changas y trabaja en la construcción, y comienza a tener ingresos para poder comprarse sus propios alimentos , apuntó el ministro.

El titular de la cartera de Desarrollo Social consideró que la actual coyuntura se supera “con la generación de puestos de trabajo , y afirmó, en ese sentido, que su gestión trabaja en la concreción de “tres objetivos .

“Queremos generar 300 mil puestos de trabajo con un plan que este año nos permitirá urbanizar 400 barrios populares. Tenemos que abrir calles, urbanizar y llevar servicios. También nos proponemos construir 800 jardines de infantes y maternales. Son ejes que van a producir los cambios estructurales que necesitamos como sociedad , sostuvo Arroyo.
 

“Queremos generar 300 mil puestos de trabajo con un plan que este año nos permitirá urbanizar 400 barrios populares. Tenemos que abrir calles, urbanizar y llevar servicios"


El funcionario indicó que su cartera recibió en los últimos días un fideicomiso de 11.000 millones de pesos para comenzar con la tarea de urbanizar en el plazo de diez años a 4400 barrios populares (400 por año) en los que viven cuatro millones de argentinos.

“Tenemos cuatro millones de argentinos que viven en condiciones de vida similares a las del siglo XIX, hacinados y sin servicios básicos. El objetivo es urbanizar en diez años 4400 barrios. Para ello debemos ver cómo están en cada uno de esos barrios y ver en qué situación están esas tierras que debemos urbanizar , fundamentó.

Por último, Arroyo se manifestó a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que impulsa el Poder Ejecutivo y que el jueves se debatirá en Diputados, al considerar que la cuestión del aborto “es un tema de salud pública".

“Hace dos años, como diputado voté a favor. Soy católico, pero entiendo que es un tema de salud pública y que las mujeres no pueden ser penalizadas , puntualizó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios