Sector por sector, cómo afectará el acuerdo Mercosur-Unión Europea a la industria local

Todavía demorado en su vigencia, el tratado comercial presupone la liberación de más del 90% del comercio de bienes. Sectores críticos verán incrementada la competencia.

Concluida la presidencia argentina, y ahora con el Mercosur en manos de Brasil, el gobierno de Jaír Bolsonaro reveló el cronograma de reducción de aranceles que forma parte del acuerdo de asociación estratégica con la Unión Europea (UE), firmado en julio de 2019, y que supondrá la desaparición de barreras a la importación de bienes del viejo continente

Este y otros otros detalles de la negociación que permanecían reservados fueron publicados la semana pasada por la cancillería brasileña y la Comisión Europea, como una forma de dar "transparencia" al proceso y "consolidar lo ya acordado".

Resistido en una considerable porción de la industria argentina y brasileña, rechazado de plano por el agro europeo y los ambientalistas, el acuerdo entre el Mercosur y la UE supondrá la eliminación del 72% de los aranceles de importación que hoy en día pesan sobre la producción europea, en un cronograma de desgravación tarifaria que comenzará, para algunos sectores, ni bien se ratifique el tratado, y se ampliará con reducción de las cargas impositivas en cuatro, ocho, 10 o 15 años.

Los documentos a los que accedió El Cronista también revelan las concesiones que ofreció la Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri. Por ejemplo, el Gobierno deberá abrir una cuota de importación de 15.500 vehículos europeos con un arancel del 50% más bajo al actual, es decir, del 17,5%, ni bien se ponga en marcha el acuerdo, para luego ir avanzando a una eliminación gradual de los tributos hasta llegar al 15% en unidades terminadas. Del mismo modo, muchos de las autopartes gravadas con el 35% o 20% se unificarán en gravámenes del 10%

Otros bienes industriales que hoy en día tributan la tarifa más alta, del 35%, se verán sensiblemente reducidos a la hora de ser importados. Por ejemplo, los neumáticos para todo tipo de rodados -hoy en día en falta, a punto tal de suscitar un reclamo de la oposición en el Congreso- pasarán a pagar un arancel del 10%. Buena parte de la indumentaria y sus insumos, que pagan entre 35% y 26%, pasarán a pagar 8%; el calzado, con aranceles de 35% o 20%, pasará a 10%.

A contramano de estos sectores sensibles, sobre los que habrá más competencia, la industria del cuero y la marroquinería quedó protegida, con tarifas que incluso serán más altas que las actualmente vigentes.

Otro punto interesante que la Argentina no hizo reservas excluyentes en ningún sector, mientras Uruguay se reservó el derecho de mantener monopolios en el sector petrolífero con su compañía estatal Ancap, mientras Brasil se guardó el derecho de aplicar monopolios de importación y exportación en el sector del petróleo y gas, y la minería para uso nuclear.

Asimismo, la Argentina facilitará desde la entrada en vigor del acuerdo y por los primeros cinco años la participación de empresas europeas en contratos estatales, con un tope de participación en licitaciones de u$s 1 millón. Esos techos irán bajando paulatinamente hasta representar contratos de menos de u$s 200.000.

La oferta de la Unión Europea está dividida en "cestas de desgravación" de cero, cuatro, siete y diez años, que culminarán por liberalizar el 92% de las importaciones provenientes del Mercosur. La oferta mercosuriana, en tanto, está dividida en canastas de liberalización que llevan hasta los 15 años, además de casos de desgravación parcial, y que implican al 72% de las importaciones provenientes del viejo continente.  

En días pasados, el alto representante de la UE para asuntos exteriores, Josep Borrell, pidió al parlamento europeo hacer una "clara distinción" entre el acuerdo con el Mercosur y otros, como los signados por el bloque con México y Chile. A su juicio, el tratado con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay "no tiene historia y tiene muchos problemas", al tiempo que reconoció que es "cuestionado por mucha gente" en el europarlamento.

El Mercosur y la Unión Europea representan, en suma, un acuerdo de la economía mundial. Cuando el acuerdo vea la luz, supondrá la constitución de un mercado de aproximadamente 780 millones de personas y facilitará una de las áreas de libre comercio más grandes del mundo.

Tags relacionados

Comentarios

  • GR

    Gustavo Rivas

    20/07/21

    El Tratado esta frenadisimo porque Francia no quiere el libre ingreso de productos agropecuarios.
    No me queda claro por que se limita la participación en licitaciones estatales a empresas europeas ... cual es el problema que ganen todas las licitaciones si la relación precio-calidad es buena ?

    1
    0
    Responder