MASSA LE RECORDÓ QUE ES SU GOBIERNO EL QUE AUTORIZA LAS OBRAS Y PIDIÓ SOLUCIONES

Scioli culpó a los barrios cerrados por la inundación en la Provincia

El gobernador salió a pegarle por elevación al tigrense, porque los intendentes massistas le reclamaron obras hídricas. Hay 5.200 evacuados y 19 distritos bonaerenses afectados

Con 19 partidos de la Provincia bajo el agua y más de 5200 evacuados, el gobernador bonaerense Daniel Scioli tuvo tiempo ayer para trenzarse en una discusión política con el diputado Sergio Massa por la responsabilidad de cada uno en las inundaciones. El mandatario sostuvo que al Frente Renovador "hace política con el dolor de la gente" y apuntó contra los intendentes massistas por la proliferación de barrios cerrados en la zona norte del conurbano, por considerar "que ha ido en detrimento de los vecinos que los rodean". No fue todo. Su ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, desplegó su odio contra estas urbanizaciones al señalar que las inundaciones en los countries "son justas". "Dios es justo, de arriba nos mira a todos por igual", dijo al referirse a un barrio privado de Pilar inundado. Más tarde, tuvo que salir a pedir disculpas.

Massa no se quedó atrás. Pidió que "dejen de buscar culpables y busquen soluciones" y recordó que la autorización para el loteo y construcción de countries y barrios privados es una atribución del Gobierno de la Provincia.

La pelea arrancó el domingo cuando los intendentes alineados con Massa acusaron al gobernador por la falta de obras hidráulicas en la Provincia. En el sciolismo salieron rápidamente a disparar contra los barrios privados y la falta de propuestas. Y ayer fue el propio Scioli el que utilizó ese argumento. "Cuando se da una desigualdad tan grande de que hay una cobertura de un 50 por ciento del territorio solamente de barrios cerrados, esto va en detrimento del resto de la población por las consecuencias que tienen las tierras que se elevan y que perjudican al resto", planteó.

Durante un acto que encabezó junto al intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, el mandatario criticó sin nombrarlos a los intendentes de los partidos bonaerenses de Tigre, San Fernando y Quilmes, que lo habían cuestionado y los acusó de tener "problemas" propios de planificación urbana" en sus municipios. "Lamentablemente algunos aprovechan el dolor para hacer política. Lamento esas actitudes mezquinas", se quejó.

Al rato, Massa salió al cruce del gobernador. Lo hizo mientras anunciaba subsidios y exenciones impositivas para vecinos de Tigre afectados y se sacaba fotos abrazando a los daminificados, que luego su equipo de prensa se encargó de distribuir a los medios. "En Valentín Alsina, Laferrere, Virrey del Pino, Azul y Pringles no hay barrios cerrados y sin embargo hay inundaciones. Dejen de buscar culpables y busquen soluciones", planteó ante la prensa.

Señaló además que "la normativa provincial establece que cada urbanización especial requiere de la firma por decreto del Gobierno de la Provincia, así que en todo caso se tendría que revisar la actuación de los funcionarios provinciales".

En tanto, la Casa Rosada salió a justificar las inundaciones por las 40 horas de lluvia seguida. El jefe de Gabinete Jorge Capitanich dijo en conferencia de prensa que "se superaron varios récords de lluvia acumuladas en 24 horas" y atribuyó las anegaciones a 3 factores:  imposibilidad de desaguar los ríos interiores del Río de la Plata y el interior del Delta por la sudestada. La saturación de los suelos tanto superficiales como subterráneos. Y la incorporación de volumen de agua drenal superior".

Capitanich informó además que hay 19 partidos afectados en la Provincia y 5203 evacuados. Por las inclementes condiciones climáticas que incluyeron una crecida de más de 5 metros del río Luján hubo dos jóvenes que perdieron la vida. Nahuel Reyes, de 14 años, y Daniel Quintana, de 22.

Tags relacionados