Salario básico universal: el nuevo caballo de batalla kirchnerista que le marca la cancha a Batakis

Desde la propia Cristina Fernández, que lo incluyó como una superación de la "tercerización de la ayuda social" en las organizaciones sociales, pasando por Juan Grabois y otros dirigentes, el tema se instaló y llegó a la agenda que se le pretende imponer a la nueva ministra de Economía.

Desde que Cristina Fernández de Kirchner criticó la "tercerización" de los planes sociales y reclamó, en cambio, la instauración de un salario básico universal, los movimientos sociales que le responden tomaron el tema como una cuestión de principios y no solo no abandonaron la reivindicación con la crisis que desató la renuncia de Martín Guzmán sino que, al contrario, redoblaron el pedido sin darle tiempo a Silvina Batakis a acomodarse en su flamante silla de ministra de Economía.

El primero en retomar el reclamo fue Juan Grabois, un hombre que desde su militancia en el campo de la llamada economía popular oscila entre criticas y apoyos al Frente de Todos y al presidente Alberto Fernández. Ayer aprovechó la asunción de Batakis y, en lugar de felicitarla, dijo que se reservaba ese clase de saludo "para cuando implementes el Salario Básico Universal ¡Cazá la birome y no te demores por favor!".

Hoy insistió: "Lo mínimo indispensable: Salario Básico Universal para las y los trabajadores no registrados", a lo cual le sumó más reivindicaciones. "Aumento para empleados públicos y privados de bajos ingresos. Aumento para jubilados. Todo por decreto. Es recuperar un poquito de lo que nos robaron. Ya hablamos mucho. Es hora de actuar".

El reclamo se acentuó hoy y tuvo una visibilidad más institucional e inocultable: un sector del oficialismo en el Congreso Nacional exhibió pancartas en las que reclamó por el Salario Básico Universal", esto pese a que ayer, en sus primeras declaraciones públicas, Batakis relativizó la posibilidad de tomar esa medida.

Por su parte, el diputado Itai Hagman, del Frente Patria Grande, que integra la coalición gobernante, defendió esta semana el proyecto y sostuvo que "en Argentina hay millones de personas que se rompen el lomo laburando diariamente, sin embargo no todas tienen un empleo formal con un ingreso estable que les garantice condiciones mínimas de vida. Se estima que ese universo ronda los 7,5 millones de personas".

"Somos un país pionero en garantizar los derechos a quienes quedan excluidos por el mercado laboral. Así lo hacemos con las moratorias de las jubilaciones en la tercera edad y con la AUH durante la niñez. El Salario Básico Universal permitiría ampliar esta cobertura en la adultez".

Según el proyecto presentado por el diputado Itai Hagman, "cada grupo familiar podrá percibir prestaciones del SBU por un monto mensual de hasta 2 canastas básicas (una canasta básica está en 14.400 pesos) de un adulto equivalente informada por el INDEC. La reglamentación establecerá los criterios para definir el grupo familiar de los beneficiarios y las beneficiarias del SBU".

De aprobarse la medida, el SBU alcanzaría a más de 7,5 millones de trabajadoras y trabajadores informales que no poseen un ingreso que garantice las "condiciones mínimas de vida".

También el diputado Hugo Yasky aseguró a radio Nacional Rock que "hay mayoría" en el Frente de Todos para impulsar ese proyecto en el Congreso.

"Me parece que es una iniciativa muy importante, creo que la tenemos que poner en discusión en el Parlamento y convocar a todos los actores involucrados. Hay una mayoría (en el FdT) que cree que es una iniciativa que hay que impulsar", adelantó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.