INCENTIVOS A LA INDUSTRIA

Autopartistas piden eliminar retenciones y llevar los reintegros al 10%

En 2020 el déficit comercial trepó a u$s 4000 millones y el sector absorbió un tercio del superávit comercial total. El año de la pandemia las exportaciones de autopartes cayeron a su nivel más bajo en 17 años.

El desplome de la actividad en la industria automotriz y autopartista durante el año pasado, determinó una caída de las exportaciones del orden del 31,7%, el peor guarismo desde 2003, mientras que las importaciones cayeron 18,6%, explicado fundamentalmente por la caída de la producción de vehículos nacionales.

Esto arrojó un saldo negativo de la balanza comercial de u$s 3962 millones. Es el equivalente a un tercio del superávit comercial total, que según el Indec trepó a u$s 12.528 millones, o la suma de todas las exportaciones de carne vacuna y de petróleo crudo realizadas en 2020.

Pese a todo, el déficit comercial sectorial se redujo el año pasado un 13,6% respecto del registro de 2019. Esto fue posible, justamente, por la caída de la producción de autos local, dado que hay una incidencia directa entre el nivel de fabricación de vehículos y la necesidad de importar. 

Así, lo revela el último informe de comercio exterior de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), difundido hoy, que pone el acento en el bajón de las exportaciones, en gran medida, producto de la pandemia y la retracción del comercio mundial. 

Pero también hay razones de competitividad de la industria argentina. En este sentido, AFAC destaca que las exportaciones de autopartes y componentes llegaron en 2020 a u$s 1128 millones, una contracción de 31,7% en relación al año precedente y el peor desempeño en 17 años. Hay retrotraerse a 2003 para encontrar un nivel de exportaciones más bajo.

Las importaciones, en tanto, se ubicaron en u$s 5089 millones (-18,6% interanual), el nivel más bajo desde 2006.

En este sentido, AFAC sostiene que "deberán hacerse grandes esfuerzos para no perder participación en mercados externos por pérdida de competitividad", para lo cual habrá que "eliminar los derechos de exportación y adecuar los reintegros para no exportar impuestos, los cuales deberían ser del 10% para las autopartes".

Fuentes de la entidad detallaron a El Cronista que sumando impuestos nacionales, provinciales y municipales la presión tributaria efectiva para bienes con destino de exportación llega al 10%, pero los reintegros de impuestos vigentes son apenas del 5,5%. 

Por su parte, la industria autopartista paga un 3% en concepto de derechos de exportación. Parece poco en comparación a otras actividades, en especial el sector primario agrícola, pero en el mundo son muy pocos los países que gravan las exportaciones industriales

Además, esto se da en un contexto de fuerte carga impositiva y aceleración inflacionaria, lo que genera una presión extra sobre los costos y obstáculos para mejorar la competitividad y mantener el acceso a los mercados.

Con todo, las autopartes y componentes argentinos llegaron en 2020 a 116 mercados externos, 15 destinos menos que en 2019 y 31 menos que en 2010 el año pico en cuanto a diversificación de países receptores de productos nacionales. 

En el desagregado por países, Brasil sigue capturando el mayor volumen de exportaciones con un 58%, seguido por Estados Unidos (7,3%), Alemania (3,6%), lo mismo que España, y Chile (2,6%), en las primeras cinco posiciones. 

En la mayoría de los destinos se registraron caídas de dos dígitos en 2020, destacándose la contracción de 32,6% con Brasil, una caída del 61,1% en las exportaciones a Alemania o el retroceso de 67,7% con Canadá. Aunque también hubo incremento de las ventas externas a Italia (25%),  Perú (11,5%), India (6,2%) y Polonia (3,8%).

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios