Vuelve el toque de queda

Arranca una semana clave para definir los "cierres intermitentes"

En los próximos días se definirá si, además del próximo fin de semana, habrá más días de confinamiento durante junio, cuando la Rosada aspira a acelerar el operativo de vacunación con la llegada de dosis.

Dentro de lo imprevisible que es el comportamiento de un virus, el Gobierno busca darle algún tipo de previsibilidad a sus medidas para contener la segunda ola de la pandemia. Con los próximos días para que impacten las estadísticas los resultados de las medidas de restricciones extremas, en la Casa Rosada terminarán de diagramar un cronograma de cierres "intermitentes" tentativos para junio, un mes al que consideran clave para definir la carrera entre el avance del Covid-19 en invierno y la apuesta por acelerar el plan de vacunación.

Por DNU, a falta de la ley que está empantanada en Diputados mientras negocian los votos, desde el lunes y hasta el 11 de junio vuelve a regir el esquema de toque de queda nocturno decretado antes del último confinamiento de nueve días.

De esta forma, esta semana, en las localidades bajo alarma epidemiológica, como el AMBA, los locales comerciales deberán cerrar entre las 19 horas y las 6 horas del día siguiente, con excepción de los esenciales. También siguen suspendidas las clases presenciales, si bien Ciudad de Buenos Aires vuelve a dar la nota.

Hay una excepción, ya prevista en el decreto, que puede ser regla: el sábado 5 y el domingo 6, regresa el confinamiento con la prohibición de circular. Si bien aún no está sentenciado, según fuentes oficiales, el fin de semana posterior al 11, podría replicarse la prohibición total de circular.

Por eso el análisis de los datos de esta semana marcarán el resto del mes. "Con la población de riesgo vacunada con la primera dosis, la expectativa es que de ahora a cuatro o cinco semanas se note un cambio, un impacto muy fuerte", se esperanzó ayer el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, en CNN Radio. Como muestra, un botón: esta semana la provincia aspira a agenda 1 millón de turnos nuevos para vacunar.

La administración Kicillof fue la que siempre reclamó medidas más duras, por eso su actitud puede marcar otro horizonte: Kreplak insinuó que después de junio, recién, podría evaluarse un regreso a la presencialidad en las aulas.

En ese sentido, la primer evaluación del confinamiento fue positivo, más allá que la semana pasada se registró el último pico pandémico con 41 mil positivos diarios: "Tenemos en la provincia 1000 casos menos que en la semana anterior", celebró Kreplak, que prefiere ver la película y no una foto.

Al freno de la escala de contagios, el Gobierno apuesta al ingreso de vacunas. Recién regresada de México, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, oficializó que entre junio y julio se esperan otras 6 millones de dosis de la china Sinopharm y que comenzaron a hablar por las vacunas cubanas. La funcionaria junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibirán mañana por la mañana un lote de 2.148.600 dosis AstraZeneca. La Argentina ya habrá recibido, entonces, unas 17,5 millones de vacunas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios