ACTIVIDAD ECONÓMICA

Por efecto cuarentena, la industria creció en marzo 32,8% y la construcción se disparó 97,6%

Es por una baja base de comparación, dado que gran parte de la actividad estuvo paralizada en marzo de 2020. Según el Indec, en términos desestacionalizados el sector fabril creció 0,7% y la construcción cayó 0,5%

Los datos de producción industrial y de actividad de la construcción de marzo, en algún sentido, eran esperados por los analistas, al comparar con una base demasiado baja en el mismo mes del año anterior. 

Sin embargo, el lado positivo es que aun en una economía que genera marcada incertidumbre, el sector productivo muestra en líneas generales que ya ha recuperado gran parte de la pérdida ocasionada por las restricciones producto del Covid-19, y muchos sectores operan en niveles prepandemia.  

El Índice de Producción Industrial (IPI) manufacturero que esta tarde dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), mostró un incremento de 32,8% en marzo en la comparación interanual, e hilvanó de esa manera cinco meses seguidos en crecimiento. 

En términos desestacionalizados con el mes anterior se observó un avance de 0,7%, mientras que hubo un crecimiento acumulado de 12,4% en el primer trimestre del año.

Como viene ocurriendo, los sectores más dinámicos fueron Minerales no metálicos, que en gran medida se explica por la producción de cemento portland que se expandió 83,4%, Maquinaria y equipos (84,7%),  Automotores y autopartes (97,2%) y Otros equipos, aparatos e instrumentos (103,9%). 

Maquinaria agrícola, por su parte, registró una disparada de 144,4% en relación a marzo de 2020, que es reflejo en gran medida del buen momento que atraviesa el campo en términos de precios internacionales. 

En cuanto a vehículos automotores, hay que recordar que ya en en marzo de 2020 la producción había tenido una baja cercana al 30% respecto de febrero, que se profundizó en abril con el dato histórico de ningún auto fabricado.  

También se registraron incrementos importantes en Indumentaria, cuero y calzado (68,6%), Productos textiles (52,4%) Productos de caucho y plástico (45,9%), Muebles y colchones (49,2%), e Industrias metálicas básicas (42,3%).

Por su parte, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), dio un salto histórico de 97,6% en relación a marzo de 2020, cuando en los últimos tres meses había anotado avances interanuales entre 22% y 27%.

 De esta manera, la actividad exhibe números positivos por quinto mes consecutivo y acumula una mejora del 42,4% en los primeros tres meses del año. 

Sin embargo, hay que resaltar que en la medición desestacionalizada contra febrero de este año, la actividad de la construcción tuvo una baja de 0,5%, que sigue a otra baja de 3,7% el mes anterior. 

Con todo, el ISAC se ubica ya en niveles del tercer trimestre de 2019, recuperando las pérdidas ocasionadas por las restricciones impuestas por la pandemia. 

Está pendiente sí, la vuelta a los niveles de empleo previos, tal como reconocen los propios empresarios y el sindicato de obreros de la construcción. 

Hubo en ese sentido, se registró en estos meses alguna mejora aunque no todavía a los niveles de contratación de comienzos de 2018. En ese momento comenzó la crisis en esta actividad por los movimientos en el mercado cambiario y las dificultades de las empresas para financiarse. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios