Renta financiera: los títulos se toman al valor de compra

Los contadores pedían que se tomara el valor de mercado al 31 de diciembre de 2017, que muchas veces será más alto, para descontarlo como costo del Impuesto a las Ganancias, pero la AFIP definió el costo de compra

La AFIP estableció que el costo impositivo de los títulos valores que personas humanas posean a través de sociedades, por el régimen de transparencia, es el de compra de los títulos, y no el valor de cotización al cierre del ejercicio anterior. O sea, anterior y más bajo muchas veces que el valor de mercado al 31 de diciembre de 2017, como piden los contadores.

Los profesionales plantearon en una reunión de Consejo Consultivo con la AFIP que, de acuerdo a la reforma impositiva, el cambio de la imputación de la renta de la sociedad a la persona humana comenzó a regir el 1 de enero de 2018.

Para la AFIP, la reforma impositiva estableció reglas particulares para el inicio de los efectos de los cambios introducidos a la Ley de Impuesto a las ganancias, pero no lo hizo respecto de las nuevas disposiciones relativas al régimen de transparencia fiscal.

Por este motivo, la AFIP toma en consideración otras normas que dan como consecuencia el costo de adquisición de los títulos para ser deducido a los efectos del cálculo del Impuesto a las Ganancias.

Los contadores sostuvieron que, por los resultados contables acumulados al 31 de diciembre de 2017 se tributará en oportunidad de su distribución, por lo que el costo computable también debe tomarse a esa fecha.

"No interpretarlo de esta manera distorsionaría los resultados impositivos a gravarse puesto que si el costo de adquisición a considerarse fuera inferior a la cotización al 31 de diciembre de 2017, la diferencia que se grave en 2018 si el título se vendiera, ya estaría contenida en los resultados contables acumulados a esa fecha", explicaron.

La respuesta de AFIP fue que la Ley del Impuesto a las Ganancia establece diversos casos en que los ingresos y gastos correspondientes a entidades del exterior deben ser imputados en el período fiscal en que finalice el ejercicio fiscal del ente del exterior, y este es el caso del régimen de transparencia de las sociedades.

Por ello, de acuerdo con la norma el costo a considerar es el de adquisición de los títulos y no el valor de cotización al cierre del ejercicio anterior, concluyó la AFIP.

Martín Caranta, del estudio Lisicki, Litvin & Asoc., opinó que "considerar que el resultado de la enajenación de considerando como costo computable el valor original de adquisición implica una aplicación retroactiva del régimen".

Tags relacionados
Noticias del día