Reforma judicial: la bancada de Lavagna promete bloquear la sanción en el Congreso

En paralelo, Juntos por el Cambio insiste en no renovar el protocolo que regula las sesiones virtuales para evitar el tratamiento del proyecto una vez que reciba media sanción en el Senado. En este contexto, la Cámara de Diputados pemanece paralizada.

El bloque lavagnista fue categórico: no acompañará la reforma judicial que impulsa el gobierno de Alberto Fernández. "Haremos todo lo que haya que hacer para que no haya ley". Esa será su postura si el texto que hoy está en manos del Senado es girado a la Cámara baja en los próximos días, tal como aspira el Frente de Todos. Además, desde el bloque que lidera Alejandro "Topo" Rodríguez advierten sobre los litigios que desencadenará la normativa, en caso de ser sancionada.  

"Sin un acuerdo político fuerte y extendido, la reforma judicial es inviable. Y está claro que un acuerdo de ese tipo no existe. Por eso, ratifico que el bloque de Consenso Federal no la votará", aseguró el diputado "Topo" Rodríguez ante los rumores del supuesto acompañamiento por parte de la bancada que lidera, en caso de que el oficialismo acceda a modificar la letra chica del proyecto. 

Su testimonio se suma al que día atrás dio su compañera de banca y referente en el espacio en asuntos judiciales, Graciela Camaño. "La reforma judicial es inoportuna", había sentenciado días atrás la diputada y miembro del Consejo de la Magistratura. 

La postura de Consenso Federal de que el proyecto "ni siquiera se trate" en el recinto coincide con la del interbloque Juntos por el Cambio. De hecho, días atrás, el líder de la bancada Mario Negri le pidió al presidente que retire el proyecto enviado. Pese a que ambos espacios comparten el intento de frenar el debate en la Cámara baja, no mantienen diálogo entre sí ni tienen en mente actuar de manera conjunta. Al menos no por ahora. 

El Presidente debe retirar el proyecto de Reforma Judicial y convocar a discutir un acuerdo nacional sobre una agenda que se ocupe de los problemas que interesan a todos los argentinos, no a un sector del oficialismo.
Pretender volver al pasado con impunidad es insostenible.

— Mario Raúl Negri (@marioraulnegri) August 17, 2020

 

El oficialismo lejos está de atender el reclamo opositor -que ayer resonó en las calles, durante el banderazo. Es más, el tratamiento de la reforma sigue su curso en el Senado; sería dictaminado en los próximos días y, de acuerdo a la hoja de ruta del oficialismo, recibirá media sanción antes de que el calendario marque septiembre, y dejarlo así listo para que sea tratada por la Cámara baja.

Lo cierto es que la Cámara que preside Sergio Massa permanece "paralizada" hace una decena de días. El protocolo que rige las sesiones virtuales venció y Juntos por el Cambio se opone a prorrogarlo tal cual estaba redactado hasta ahora. 

Esta negativa de Juntos por el Cambio -en medio del interrogante en cuanto a si el oficialismo cuenta o no con los votos suficientes para convertir en ley la reforma judicial- no es más que un intento por bloquear su tratamiento en el recinto. Al menos hasta que rija el aislamiento social.

La propuesta de Juntos por el Cambio es que el protocolo se renueve semana a semana, para tratar solo aquellos proyectos de ley que cuenten con un acompañamiento mayoritario. 

En el mientras tanto Massa tiene una doble misión: acordar con los jefes de bloque un protocolo para retomar las sesiones virtuales, por un lado. Conseguir los votos necesarios para que la reforma judicial reciba luz verde y se convierta en ley, por el otro. 

Massa tiene un doble desafío.

Si no cumple con el primer objetivo -vale aclarar que aún los jefes de bloque no fueron convocados por el tigrense para abordar el asunto-, quedarán freezadas otras leyes de envergadura y que intentan dar respuesta a la crisis económica desatada por el coronavirus. Entre ellas, un proyecto de ley que ya cuenta con media sanción en el Senado y que apuesta a apuntalar al Turismo o una normativa para socorrer a los comerciantes que son inquilinos, entre otros.   

Esta tarde, el bloque que lidera Máximo Kirchner tiene pautada una reunión para las 18. Quizás de allí se desprenda cuál será el rumbo que tomará la Cámara baja en tiempos de pandemia.  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios