Recrudece el conflicto social a la espera de más medidas anticrisis

El microcentro porteño fue copado por organizaciones sociales y sindicales que exigen una suba pronunciada del haber mínimo y las jubilaciones. El Gobierno niega que la protesta sea generalizada a nivel país.

Una marea de gente convocada por organizaciones sociales y sindicales se volcó este miércoles en el microcentro porteño para reclamar frente al Ministerio de Salud y Desarrollo Social la declaración de la emergencia alimentaria, y de ese modo visibilizar las serias dificultades que padecen muchas capas de la población afectadas por la crisis económica.

Militantes de Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y organizaciones sindicales "combativas" demandaron al Gobierno nacional ser convocados con urgencia para la reunión prevista el viernes para rediscutir el nuevo piso del haber mínimo en el Consejo del Salario, determinante para la recomposición de los haberes de los trabajadores informales, pero también sobre los planes sociales.

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, acusó a la administración del presidente Mauricio Macri por "el hambre del pueblo" y responsabilizó al gabinete por la corrida cambiaria de las ultimas semanas y la fuga de capitales, cuyas "consecuencias desastrosas" se patentan en el Conurbano.

"Todos los que estamos acá queremos que el Gobierno pueda terminar su mandato, pero tiene que atender a la gente. Si quiere que haya tranquilidad en los barrios, el gobierno debe declarar la Emergencia Alimentaria, aumentar la jubilación mínima y el salario", puntualizó el dirigente, al cual se sumó en términos similares Juan Grabois, de la CTEP. "Nosotros queremos la institucionalidad en la Argentina; a Macri le pedimos que se vaya, pero el 10 de diciembre. Hoy hay que otorgar un aumento del salario mínimo, la jubilación mínima y atender los problemas de la gente", añadió el dirigente, que despejó cualquier tipo de especulación sobre un adelantamiento de las elecciones o del traspaso presidencial.

Otros espacios refractarios a la Casa Rosada, entre ellos el Polo Obrero y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) hablaron de un "plan de lucha progresivo", que enciende las alarmas del oficialismo frente a un escenario de inestabilidad cambiaria y financiera al cual la manifestación de cierto descontento en la calle podría sumar más presión.

La termómetro social fue tema de discusión en la reunión que, solo por un breve lapso, condujo el presidente Mauricio Macri junto a senadores de Cambiemos en la residencia de Olivos. La bancada cambiemita en la cámara alta intercambió impresiones con el mandatario y el jefe de gabinete, y descontaron que las expresiones de estos días no son generalizadas a lo largo y a lo ancho del país, y responden más bien a un "contraataque" a la concentración de gente en Plaza de Mayo, el pasado sábado, en respaldo al presidente.

Tags relacionados
Noticias del día