Raverta: "La nueva fórmula garantiza que el ajuste no recaerá sobre los jubilados"

La titular de la Anses anticipó que en un año de recesión, "siempre está la posibilidad de que el presidente decrete un bono" para compensar la caída de los haberes de los jubilados.

La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), Fernanda Raverta, aseguró que la nueva fórmula de movilidad de los haberes jubilatorios garantiza que el ajuste fiscal no recaerá sobre este sector de la población.

Y que si la economía cae, siempre existe la posibilidad de que haya aumentos por decreto para que los jubilados no solo nunca pierdan contra la inflación, sino que además le ganen por unos puntos.

"Nuestra responsabilidad es que no caiga todo. La fórmula está atada a un modelo económico que tiene por objetivo el crecimiento", dijo Raverta en una conferencia de prensa.

Para la titular de la ANSeS, si caen la recaudación y los salarios y crece la inflación sería porque el Gobierno estaría "fracasando" en su política económica.

"Pero siempre está la posibilidad de que el presidente decrete un bono si todo anda mal", anticipó frente a lo que podría pasar en un año de recesión.

Según sostuvo, el 70% de los jubilados cobran la mínima, por lo que vuelcan todos sus haberes al consumo.

Sobre el pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI) acerca de una baja en el gasto público, Raverta apuntó que el organismo marcaba que la fórmula de 2008 (vigente entre 2009 y 2017) hacía que los ingresos de los jubilados crecieran demasiado, por lo que era "una buena fórmula".

Por definición política del Presidente, "no va a haber ningún ajuste" sobre los jubilados y pensionados. "Esta fórmula les garantiza vivir cada vez mejor", afirmó.

Después de 6 meses de discusión en la Comisión Mixta de Movilidad Previsional, que tuvo 24 expositores, la nueva fórmula llegará al Congreso "en breve", e incluso podría ingresar esta semana.

De acuerdo a los supuestos de las proyecciones oficiales, en 2021 los jubilados tendrán un aumento total de 32,2% con la nueva fórmula, versus el 30,9% que correspondería con la Ley 27.426, ahora suspendida.

En el Gobierno trabajan con la idea de que los recursos tributarios aumentarán un 26,4% interanual en el segundo semestre de 2020 y en el primer semestre de 2021 un 46,4%.

A su vez, la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) trepará un 11,4% en el corriente período de este año y un 15,3% en los primeros seis meses del próximo.

Así las cosas, en marzo los jubilados tendrían un aumento de 11,9%, frente al 6,8% que tendrían con la vieja fórmula. Y en septiembre de 2021, el incremento llegaría al 18,2%.

La próxima mejora en los ingresos de jubilados y pensionados será en diciembre, con un 4% a 5%, que determinará en los próximos días el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios