ELECCIONES

Aislamiento electoral: Con postulantes definidos, larga la campaña dominada por la vacunación y el bolsillo

La presentación formal de los precandidatos pondrá en marcha el camino a las urnas, en septiembre. El avance de la campaña sanitaria y una economía con signos débiles de recuperación marcarán el debate

Minutos antes de la medianoche del sábado, las alianzas electorales que pretendan competir por los cargos legislativos a renovar este año deberán haber presentado formalmente ante la Justicia la nómina de sus precandidatos. Este procedimiento de rutina dará lugar al lanzamiento informal de una campaña electoral que, en esta ocasión, estará atravesada por la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, con la gestión gubernamental de la situación sanitaria en el foco. Y sin embargo, la economía no perderá pisada y será el otro gran eje de la contienda, ante las tibias señales de recuperación que se manifiestan en algunos sectores, y se demoran en otros.

Con el cronograma original demorado un mes respecto de la previsión original, tras un acuerdo de todos los sectores políticos por entonces preocupados por la irrupción de una segunda ola del virus, las elecciones forzarán al Gobierno nacional y su fuerza política, el Frente de Todos, a revalidar el apoyo social que casi 13 millones de argentinos le dieron en octubre de 2019, descontentos entonces con el cuatrienio del expresidente Mauricio Macri.

Como la principal cara electoral oficial se perfila Victoria Tolosa Paz, pretendida por Alberto Fernández

El espacio político encolumnado detrás de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, entre otros, llega a la antesala electoral con la certeza de haber hecho cuanto estuvo al alcance para asegurar la llegada de vacunas (más de 40 millones, hasta ahora) contra la enfermedad que paralizó prácticamente el mundo en abril de 2020, y de haber vacunado, hasta el momento, a más de la mitad de la población adulta con al menos una dosis.

Lejos de ser una garantía, la irrupción de variantes del virus más nocivas y contagiosas -como la temida variante Delta- tiñen de incertidumbre el pretendido regreso a la normalidad que las paulatinas aperturas permitieron en los últimos 50 días. Mientras la ministra de Salud, Carla Vizzotti, cara visible de la campaña de vacunación, ha manifestado que la primera "será con más alivio", su segunda en la cartera sanitaria, Analía Rearte, deslizó la necesidad de aplicar medidas "antipáticas", "difíciles para todos" si los cupos para reingresar al país no surten el esperado efecto de demorar, cuanto más de contener, la irrupción de una tercera ola de la enfermedad. La cepa salida de la India, de momento, contagió al menos a 29 personas provenientes del exterior y que ya retornaron a sus hogares.

Si acaso el humor social pudiera torcerse con la seguridad que da la vacunación, la economía siembra más dudas que certezas en la gente. Con la pobreza rondando el 40%, con salarios que todavía no logran recuperar lo que la inflación se llevó, y señales de un consumo masivo deprimido, la Casa Rosada apuesta por acelerar el gasto social y las transferencias a los sectores más perjudicados por las restricciones de circulación y la caída de la demanda. Tras haber reprimido el gasto en el primer semestre, el Gobierno prepara una batería de medidas que, sin formar claramente un plan, buscan dar la sensación de recuperación del poder adquisitivo.

Para enfrentar a la oferta oficial, ayer se alanzó Santilli en provincia pero tendrá primarias con Manes

Toda crisis comporta una oportunidad. Así lo ve Juntos por el Cambio (o, desde ahora, simplemente "Juntos") que, tras hacer autocrítica por los resultados económicos del período 2015-2019, ve en la pospandemia una chance de recuperar el poder y evitar una irremediable reelección del peronismo en 2023. Para ello, estos comicios servirán para dirimir los liderazgos internos. Corrido Mauricio Macri de la escena principal, la pelea en la provincia de Buenos Aires ofrece al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la capacidad de testear su proyecto político. Pero antes debe batirse a duelo con una UCR cansada de ser furgón de cola del PRO, y dispuesta a ganar terreno e incluso fogonear un presidenciable si acaso Facundo Manes logra aventajar a Diego Santilli en la interna.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios