ACTIVIDAD ECONÓMICA

El lado B del Covid y los paros: cómo impactaron en la industria

El fuerte crecimiento de la actividad manufacturera en abril es sólo efecto estadístico. Caídas en términos desestacionalizados contra marzo y nubes sobre el horizonte hacia adelante, auguran los analistas.

Estamos bien pero vamos mal en materia industrial. La diferencia entre una foto actual, con la esperable recuperación en abril en comparación a la parálisis casi total de hace doce meses, no puede ocultar el impacto que ya se observa en los indicadores, y la desaceleración que se espera para mayo.

Los índices de producción industrial (IPI) de abril, que esta tarde dieron a conocer el Estudio Ferreres y Asociados y la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), señalan con diferencia de porcentajes pero con una tendencia clara, saltos muy importantes en la comparación interanual, con leve baja en relación a marzo y crecimiento de 14,5% y 21% respectivamente en el primer cuatrimestre del año.

Hasta ahí, todo previsible. Pero tal vez las luces de alerta se encienden cuando se analiza lo se espera para mayo, a la luz de las nuevas restricciones a la circulación, y en consecuencia a la actividad económica. 

Desde el inicio del confinamiento, el tránsito cayó un 66% en el AMBA

También impactan las bajas forzadas por personal contagiado, el impacto del paro portuario en Buenos Aires -ahora se suma el paro de las navieras- y hasta el cese de comercialización de carnes, en el contexto del conflicto por el cierre de exportaciones dispuesto por el Gobierno por 30 días.

Mitos y verdades en los argumentos del Gobierno para cerrar las exportaciones de carne

Según el relevamiento de Orlando Ferreres y Asociados (OJF), en abril la producción industrial creció 48,8% interanual, con un avance de 14,5% en primer cuatrimestre, y una contracción de 2,1% en términos desestacionalizados con marzo, una primera llamada de atención.

"Esta desaceleración está relacionada, en parte, por las dificultades que reportan algunas ramas industriales por faltantes de insumos y por la menor disponibilidad de personal frente el aumento de los contagios", apunta OJF. 

La consultora agrega que el sector automotor, que viene recuperando terreno a tasas de dos dígitos, "suma a esto paradas por mantenimiento y problemas logísticos por protestas en pasos fronterizos y el paro del puerto de Buenos Aires".

Por su parte, desde FIEL sostienen que la producción industrial se disparó 60,7% en comparación a abril de 2020, por cierto un mes con actividad manufacturera en niveles mínimos. 

En este contexto, entre enero y abril la industria anotó un avance del 21% pero el mes pasado cayó 1,4% en relación a marzo (con estacionalidad) y creció 2,3% en términos desestacionalizados.

"En el mes, el avance de la pandemia de Covid-19 determinó aumentos del ausentismo en las plantas industriales, a lo que se sumó la realización de paradas no anticipadas por faltantes de piezas, el freno en la producción por la adecuación de líneas de producción y el recorte en la provisión de gas producto de los bloqueos en la zona de Vaca Muerta", señaló Fiel.

Pero tal vez, lo más relevante sea hacia dónde va el sector fabril. Para Fiel la reimposición de medidas de aislamiento social y faltantes de insumos (por ejemplo, oxígeno industrial) preanuncian dificultades para sostener el ritmo de crecimiento industrial. 

A esto hay que agregar el impacto sectorial del "conflicto con el sector productor de alimentos, a partir de la decisión oficial de suspender las declaraciones juradas de exportaciones de carne, y las amenazas de aumento de las retenciones a las exportaciones, que recortarán la dinámica de la recuperación industrial".  

   

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JCA

    Julio César Aguirre

    27/05/21

    El lado B es al revés de lo que relatás, armenio. PORQUE LA INDUSTRIA NO PARO, NI LAS ACTIVIDES COMERCIALES NO PARARON, el personal obligado a meterse en el colectivo, tren y subte, SE CONTAGIO. Comeremos polenta, pero como siga así, armenio, ni los turcos van a comer caviar. NOS ENCONTRAMOS TODOS EN EL CEMENTERIO.

    0
    0
    Responder