Segunda ola

Industrias: un ausentismo mayor al 20% complica la producción

El nivel de contagios obliga a aislar a parte del personal. Las nuevas restricciones no alcanzan a las fábricas. Pedido por vacunas.

 El avance de la segunda ola comienza a poner en duda la velocidad de la recuperación. No sólo por el aumento de las restricciones para frenar el aumento de casos, sino porque las fábricas ven cada vez más comprometida su operatividad por el aumento del ausentismo, en gran parte por el personal aislado. 

Desde la Unión Industrial Argentina (UIA) confirmaron a El Cronista que las situaciones más complejas se encuentran en el Gran Buenos Aires y en Gran Rosario, donde el ausentismo llega al 25%.

"Hay ausentismo del orden del 20 al 25% dependiendo la región, que responde a distintas causas. En primer lugar, a los dispensados mayores de 60 años o con enfermedades crónicas como obesidad, hipertensión alta o diabetes. En segundo lugar, impactan los licenciamientos de padres y madres por escolaridad en función de que el sistema escolar pasó a ser virtual y, en tercer lugar, el ausentismo por enfermedad y sospechosos por contacto estrecho", explicó Daniel Funes De Rioja, dirigente de la UIA y presidente de la COPAL. 

A fines de marzo de 2020 el Gobierno prohibió la producción de todas las industrias que no fueran esenciales en el país. A los meses, con el avance de los protocolos comenzó una progresiva reapertura. 

Desde Toyota confirmaron a este medio que el promedio de casos diarios positivos aumentó con respecto a las últimas semanas del año pasado, y el peor momento se transitó durante la segunda y tercera semana de abril. "Tuvimos un pico de ausentismo por mayor cantidad de infectados, todos externos. Pasamos de 10 a 30 casos diarios positivos de una semana a la otra y tuvimos que operar en un sólo turno. Actualmente estamos en 15". 

Tanto en esta automotriz como en otra consultada, la estrategia de las empresas es testear a los contactos estrechos en las células de trabajo y según sus datos el 95% da negativo, por lo que la tendencia es que las infecciones se dan fuera de las fábricas. 

Vacunación en las industrias:

La escasez de vacunas luce como un problema económico: hay mucha demanda y poca oferta. Desde el sector están intentando comprar directamente vacunas a los laboratorios pero la respuesta que reciben es que solo se le vende a Estados nacionales. 

"Estamos preocupados por la vacunación de los trabajadores activos que no están en los grupos de riesgo. Estamos haciendo averiguaciones para lograr su vacunación porque la segunda ola está afectando la continuidad productiva", señaló Funes De La Rioja. 




Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios