Primer fin de semana largo post-cuarentena: viajaron 530.000 turistas y gastaron $3.927 millones

Se eligieron destinos cercanos y económicos. El desembolso promedio diario fue de $1950 y se trasladó un 26% menos de gente de la que lo hubiera hecho en condiciones normales, según datos de CAME.

Después de casi nueve meses en los que no hubo turismo por las restricciones en el marco de la pandemia, en el primer fin de semana largo en el que se retomó la actividad viajaron por el país 530.000 turistas según estimaciones oficiales y de acuerdo con los datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) con un gasto promedio diario de $1950 por visitante y una estadía promedio de 3,8 días.

El sector turismo fue uno de los más golpeados por la pandemia causada por el covid-19, que a la vez redujo los ingresos de la población. En este contexto las empresas vinculadas al sector recibieron ingresos directos por $3.927 millones. Además, hubo 700.000 turistas que hicieron viajes diarios y cortos por el territorio nacional. Con un consumo promedio de $985 cada uno, se desembolsaron $689 millones.

Si bien estos números son un estímulo, la actividad todavía es baja: “venimos de varios meses de inactividad y a eso se le suma que muchas actividades conexas al turismo sufrieron económicamente. La gente que viajó este fin de semana por lo menos se animó a la vivencia turística pero economizó lo máximo que pudo. Se realizaron muchas averiguaciones de qué posibilidades concretas habrá de movilidad y disfrute en las vacaciones , contó a El Cronista Fabricio Di Giambattista, vicepresidente del área Turismo de CAME.

En línea con las cifras que llegan del verano europeo en el hemisferio norte, que tuvo una ocupación en torno al 30% y 40% en comparación a temporadas pre-pandemia, este fin de semana se trasladaron un 26% menos de personas de las que lo hubieran hecho en condiciones normales y la tendencia fue la elección de destinos cercanos.

Entre turistas y excursionistas el gasto total ascendió a $4.617 millones. De cara a la temporada de verano 2021 hay dos factores que inciden en la decisión de un viaje. En primer lugar, la pérdida de poder adquisitivo de las familias es un limitante. Pero, por otro lado, incide un factor motivacional de trasladarse y disfrutar vacaciones, “hay una gran necesidad de liberar la cabeza después de esta año de encierro, es saludable y más para enfrentar el próximo año que también será complejo , explicó Di Giambattista.

Los destinos más elegidos por porteños y bonaerenses fueron Mar del Plata, Villa Gesell, Pinamar, el Partido de la Costa y Monte Hermoso. Pero también, en este fin de semana largo, que funcionó como una prueba piloto de los nuevos protocolos, hubo gran afluencia turística en destinos de montaña como San Martín de los Andes, Villa La Angostura y Bariloche. En Ushuaia, después de 266 días volvió a salir el Tren del Fin del Mundo. Y, quienes se inclinaron por ríos, arroyos y verdes visitaron Gualeguaychú, Federación y Colón.

En cuanto a excursionistas, fueron muy concurridos pueblos y pequeñas ciudades cercanos a las capitales provinciales, por ejemplo, de Córdoba, Salta y Mendoza. Desde la visión del especialista en turismo Di Giambattista, una  tendencia para esta temporada serán los viajes de cercanía y agregó que “están dadas todas las condiciones y es un momento único para que Argentina desarrolle sus pequeños destinos .

Algunos ejemplos son: Trevelin para disfrutar la cercanía de las lagunas en Chubut, Carlos Pellegrini en Corrientes, Laguna Brava y el volcán Corona del Inca en la Rioja, Caminatas por el Campo de Piedra Pómez y Belén en Catamarca, senderos de Bicicleta en varios destinos de Salta, Tucumán y Jujuy.

Durante todo 2021 la actividad turística deberá convivir con el virus, independientemente de la realización de un programa nacional de vacunación y el turismo de cercanía podrá garantizar el distanciamiento sin riesgo a la aglomeración y con grandes espacios de esparcimiento al aire libre. En paralelo, habrá que acostumbrarse a los cupos diarios de visitantes en muchos destinos y, por ende, a las reservas con anticipación: “hay parque nacionales y distintos atractivos turísticos que limitan la entrada de gente y para eso habrá que adquirir el ticket con anticipación. Es un nuevo hábito que vamos a tener que tener por delante, por lo menos el año entrante , concluyó Di Giambattista.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios