Presupuesto 2021: cómo se reparte el gasto nacional entre las provincias

Un estudio precisó que el 81% del gasto previsto en el proyecto oficial se destinará a las jurisdicciones subnacionales, cuyo 92% se utilizará para abonar jubilaciones, subsidios, asignaciones y salarios del sector público.

De acuerdo con el proyecto de ley del Presupuesto, tres de cada cuatro pesos que el Gobierno desembolse durante 2021 tendrán como destino cubrir los gastos corrientes de las provincias, según se desprende de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que repasó cuánto recibirá cada provincia por parte de la administración nacional. 

La administración nacional, según el proyecto, prevé gastar $ 8,39 billones, de los cuales un 81% ($ 6,7 billones) está dirigido a alguna provincia en particular, mientras que el resto se imputará a más de una o al nivel nacional.

Naturalmente, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la Provincia concentran la mayor parte de las partidas destinadas a las provincias, dada su preeminancia tanto en términos económicos como demográficos, con el 33% ($ 2,21 billones) y el 28% ($ 1,89 billones), respectivamente. En tanto, Córdoba, Santa Fe y Mendoza les siguen con 5% cada una, mientras que las 18 provincias restantes reciben el 26% sobrante.

Si se tiene en cuenta la población, CABA tiene el mayor gasto per cápita con $ 719.067 millones, cómodamente en primer lugar, explicado por la imputación a esta jurisdicción de los gastos de la administración nacional.

No obstante, hay 13 distritos más por encima de la provincia de Buenos Aires, que embolsará apenas $ 107.148 millones por habitante

Las cifras previstas para cada provincia con este filtro son bastante homogéneas, con cotas entre $ 87.871 millones (Formosa) y $ 163.645 millones (Santa Cruz) debido a que el 92% de las erogaciones responden al gasto corriente, muy vinculado al número de habitantes de cada jurisdicción, resaltó el Iaraf. 

Es decir, casi el 75% del monto de las partidas del Presupuesto 2021 (casi $ 6,3 billones) es gasto corriente para las provincias.

Este aspecto de las partidas habla de la inflexibilidad del gasto público ante la necesidad de un ajuste fiscal dado el elevado 4,2% de déficit primario pronosticado para 2021 que representa severas complicaciones para la economía, a pesar de que es sensiblemente menor al 8% previsto por el Gobierno para este año.

Del gasto corriente, el 54% corresponde a prestaciones de la seguridad social (como jubilaciones y pensiones), el 32% a transferencias corrientes (como subsidios energéticos y asignaciones familiares) y el 14% a gastos de consumo (que incluye los salarios al personal). 

En tanto, del 8% del gasto destinado a las provincias en particular es gasto en capital, del cual el 46% es transferencias, un 43% corresponde a inversión real directa de la administración nacional en las provincias y el 11% a inversión financiera, pero se concentra solamente en CABA por ser la sede del Gobierno. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios