Preocupa en la Rosada que se federalice el reclamo policial contra el gobierno de Kicillof

El Presidente habló con Kicillof antes de que se prometiera que habría un aumento salarial: sin cifras concretas, los efectivos continuaron la protesta que se extendió a otros distritos. Enviarían Gendarmería

En una jornada agitada, con el temor de una nueva noche de protestas, en la Casa Rosada seguían hoy de cerca el reclamo policial en la provincia de Buenos Aires con la preocupación de que se federalizara el conflicto, un Déjà vu del que comenzó 2013 en Córdoba y terminó extendido en parte del país. En Chubut hubo una réplica local, con sueldos impagos desde hace tres meses. 

Como primera medida, desde Nación evaluaban el despliegue de efectivos de Gendarmería en distritos del Conurbano para cubrir a los policías que acusan sueldos de $ 35.000 y horas extra de $ 40, entre otras mejoras que reclaman.

Fue el propio Alberto Fernández quien habló con el gobernador Axel Kicillof, cuando las sirenas policiales ya resonaban en su residencia oficial. Es más, ayer por la mañana volvieron las vallas al edificio de la gobernación, las mismas que la administración todista había quitado apenas asumió.

En la Casa Rosada no ocultaban ayer su malestar con el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, de continuos choques con su equivalente nacional, Sabina Frederic. "Lo pusieron como una figura dura para, justamente, controlar a la tropa y eso no lo vio venir", era una de las principales quejas. Es más, recordaban que con el caso de Facundo Astudillo Castro, primó la postura del ex teniente coronel de evitar una purga policial hasta tanto no dictaminara la Justicia una participación de la bonaerense en su desaparición, para evitar que se rompiera el dialogo con la fuerza.

Tampoco es del todo cierto que a Kicillof lo sorprendió el reclamo. La situación de la policía fue una de las preocupación que el gobernador le llevó al Presidente en marzo que, pandemia  mediante, terminó materializándose recién la semana pasada con un fondo de $ 10.000 millones para equipamiento, no para sueldos.

"Es un reclamo genuino, nosotros lo reconocemos y por eso estábamos trabajando en la recomposición salarial en el marco del plan integral", admitieron en La Plata. Sin embargo, apuntaron también contra la oposición: "Se montaron sectores políticos para generar malestar y echar leña al fuego".

El reclamo policial, que fue motorizado por redes sociales, terminó apurando una parte del anuncio, a cargo de Berni y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, con un aumento de sueldo, sin cifra, que no conformó a los uniformados. "Queremos adelantar que esta semana se va a anunciar una mejora salarial importante para la Fuerza. Todavía no está definido (el porcentaje del incremento)", anunció Bianco. Ahora se abrió la puerta a las réplicas de otros gremios estatales.

Los efectivos sumaron otro reclamo: que no haya sanciones para quienes participen de la protesta. Esta noche trascendió que ya se estaban preparando carpetas disciplinarias.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios