Preocupa a productores la aparición en Corrientes de ejemplares de una plaga agrícola muy agresiva

El Senasa detectó ejemplares similares al Caracol Gigante Africano, que además del impacto que puede ocasionar sobre el campo y la fauna de caracoles nativos, también puede transmitir parásitos perjudiciales para las personas.                                  

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), a través un equipo del Centro Regional Corrientes-Misiones, realizó el hallazgo de ejemplares de moluscos similares a la especie Achatina fulica, Caracol Gigante Africano, en un barrio de la ciudad de Corrientes.

El caracol gigante africano (Achatina fulica) es considerado una de las 100 plagas agrícolas más perjudiciales del mundo y además del impacto que puede ocasionar sobre la agricultura y la fauna de caracoles nativos, también puede transmitir parásitos perjudiciales para las personas.

En el marco del Sistema Nacional de Prevención, Monitoreo y Control del Caracol Gigante Africano, implementado por la Dirección Nacional de Protección Vegetal (DNPV), y a partir de una sospecha de la presencia de esta especie en la capital correntina; en el mes de octubre comenzaron las actividades de monitoreo encabezados por técnicos del Senasa en determinadas zonas de la capital correntina, informó el organismo.

Explicó que el procedimiento de trabajo consistió en realizar una recorrida por todos “los domicilios del área bajo sospecha, encuestando a los habitantes e informando acerca de la plaga y los peligros potenciales que ésta representa”.

Además se reforzó la comunicación con entrega de folletería con información técnica y recomendaciones mientras que en una primera etapa, se visitaron varios domicilios donde se recolectaron ejemplares.

Estos por sus características morfológicas externas, podrían corresponderse a la especie Achatina fulica, caracol gigante africano, explicó el Senasa en un comunicado.

La determinación taxonómica de los ejemplares capturados y acondicionados se realizará, próximamente, a través de los expertos malacógolos que forman parte de la Red de Referentes del Sistema Nacional de Vigilancia y Monitoreo de Plagas (Sinavimo).

En tanto, las actividades de monitoreo continúan en la zona y “los especialistas de este organismo sanitario se encuentran planificando un plan contención de la plaga, entre otras acciones oficiales”, se dijo.

“Este tipo de actividades implementadas por el Senasa tienen como objetivo salvaguardar la sanidad vegetal, resguardar la salud pública y proteger al ambiente de esta peligrosa especie”.

El caracol gigante africano (Achatina fulica) es considerado una de las 100 plagas agrícolas más perjudiciales del mundo y además del impacto que puede ocasionar sobre la agricultura y la fauna de caracoles nativos, también puede transmitir parásitos perjudiciales para las personas.

Tags relacionados