Segunda ola

Sector por sector, cuáles podrían estar alcanzados por más restricciones

Industria, construcción y comercio coinciden en que "no tiene sentido" un nuevo cierre total, tras la recomendación de los expertos, que lo plantearon por dos semanas. Turismo abrió una mesa de negociación con Lammens.

Ante el aumento de casos, que treparon a 27.001 contagios ayer y la "situación crítica" del sistema de salud que marcó la Ministra Carla Vizzotti, el Gobierno analiza alternativas tras la recomendación de los sanitaristas y expertos de un "cierre total" por dos semanas. "En unos días podrá verse si las medidas de menor circulación nocturna dan resultados", advirtió pero las restricciones en carpeta apuntarían a actividades recreativas como turismo, gastronomía y entretenimiento, entre otras. 

El Gobierno busca mantener a la industria y la construcción, junto con la mayoría de los sectores comerciales funcionando. "Un parate como el de abril del año pasado no tiene lógica y tendría que haber grandes medidas de asistencia económica, que hoy no se pueden hacer", indicó un referente del sector industrial, un pensamiento que comparten con el Ejecutivo.

Las dificultades para financiar el gasto Covid al nivel del año pasado, que representó 5% del PBI y una emisión de casi $ 2 billones es la garantía para muchas empresas, que de todas formas marcan el aprendizaje en cuanto a protocolos que aseguran, son "elevados".

Coronavirus: Vizzotti habló de "momento crítico", pero descartó más restricciones en lo inmediato

Del otro lado, gastronómicos y turismo advierten que sus protocolos también funcionan y que fueron los más golpeados por los cierres pero si los contagios siguen subiendo, habrá medidas más duras. "Hemos realizado protocolos específicos para cada uno de los sectores que componen la industria y estamos buscando permanentemente alternativas para poder seguir trabajando, dijo Gustavo Hani, de la Federación de Agencias de Viaje y Turismo tras una reunión con Matías Lammens. A partir de la próxima semana, se comenzará a trabajar en una mesa conjunta de toma de decisiones para analizar medidas.

Desde el mundo fabril consideraron que no es necesario cerrar la producción: en el área metropolitana de Buenos Aires, por los protocolos, los trabajadores de las fábricas no usan transporte público. "Los contagios no se dan en la línea de producción sino en situaciones sociales", planteó un industrial.

Es la explicación que le dio ayer la Unión Industrial Argentina (UIA) al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, donde apuntaron a "los protocolos sanitarios para sostener la recuperación de la actividad industrial".

  Una de las claves para la actividad económica es mantener la construcción, que empuja la recuperación de puestos de trabajo e impulsa a la industria, donde también rigen protocolos acordados con el gremio, Uocra. "Si para la Construcción puede afectar a la industria", advierten desde la UIA, porque es el sector que más tracciona la actividad.   

En febrero la producción industrial creció 1,6% interanual aunque desaceleró contra el mes anterior, mientras que en el mismo mes, la construcción tuvo un salto del 22% contra el año anterior. "Fue el cuarto mes de variación positiva y sería uno de los sectores que lideren el rebote de la actividad", indicó la consultora ACM.

Un rubro indicativo de la obra pública como 'asfalto' mostró una suba del 67%. "No debería haber ningún tipo de cierre en obras públicas ni privadas", remarcó Iván Szczech de la Cámara de la Construcción, Camarco. "Compartimos el no uso del transporte público en AMBA", remarcó. 

En un comunicado conjunto con la Uocra, reclamaron la continuidad de los trabajos y reconocieron que se detectaron 7 mil contagios en el sector a nivel nacional, aunque aclararon que "la mayoría fueron detecciones en puerta de obra de contagios producidos fuera del ámbito laboral".

El refuerzo del cuidado también formó parte de un planteo del sector comercial, que se muestra menos optimista en cuanto a si pueden alcanzarlos las eventuales restricciones. "Los empresarios no somos suicidas. Queremos cuidarnos y cuidar la salud de nuestros trabajadores, pero también cuidar la salud de las empresas", aseguró Natalio Grinman, presidente de la Cámara de Comercio (CAC)

"Hay que tomar todas las medidas de cuidado sin restringir más el tema económico y ser cuidadoso para que no se termine destruyendo la economía", agregó. Según las encuestas que realiza periódicamente la CAC, el año pasado las ventas cayeron a la mitad para el 24% de las empresas y pusieron en juego la continuidad del 11% de las firmas del sector. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios