Por la suba de precios, exportaciones de trigo le dejarán al país u$s 2700 millones

Las lluvias trajeron calma a los productores. En trigo la producción caerá 20% pero por buenos precios se exportará el mayor monto desde 2011/12, gracias a las ventas de 11,5 millones de toneladas.

Los cultivos de invierno sufrieron este año su propia pandemia, pero aun así darán buenas noticias a los exportadores y al fisco. En la actual campaña se producirán unos 17 millones de toneladas de trigo, 2,5 millones menos que en 2019/20, contrayendo los saldos exportables, pero los buenos precios compensarán estas bajas.

Se espera exportar algo más de 11 millones de toneladas, un 20% menos que el volumen comercializado en la campaña anterior. Sin embargo, en un contexto de precios al alza por problemas climáticos en varios países productores, las exportaciones treparían a los u$s 2674 millones, el mayor nivel en los últimos nueve años.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) afirma que el saldo exportable se achicó por la sequía pero "la suba de precios permite proyectar exportaciones de trigo para la campaña 2020/21 por u$s 2674 millones, 8% por encima del año anterior". Y subraya: "Sería el valor más alto desde la campaña 2011/12".

Para los analistas la sequía tiene gravedad intermedia, con caída de rindes de 15% a 20%. Esto marcó el ritmo de la producción en un cultivo que venía en recuperación en las últimas cinco campañas y con buenos volúmenes de exportación.

Varias jornadas seguidas de lluvia a fines de octubre lograron cambiar el ánimo de los productores, aunque en el sector coinciden en que la campaña ya está jugada.

"En trigo las lluvias llegan tarde", aseguró Juan Manuel Garzón, economista jefe del Ieral de la Fundación Mediterránea. Y de cara a la nueva cosecha gruesa explicó que los buenos niveles de humedad permitirán "regularizar la siembra de maíz y soja".

"Parece que lo peor ya pasó", señaló el experto tras casi un semestre sin lluvias, pero confirmó que "habrá una caída de los saldos exportables". El mercado local y la molinería se llevarán como es habitual entre 5 y 6 millones de toneladas.

Para Emilce Terré, jefa de Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), "hay precios mucho más positivos que entre marzo y mayo, cuando tocaron los mínimos". Explicó que el trigo está en el mejor precio en los últimos seis años en Chicago, mientras que el maíz alcanzó su máximo desde mediados de 2016.

Esto responde a la fuerte demanda de China y la falta de agua en países como Brasil, Rusia, Ucrania y Estados Unidos, que impulsa el alza de los precios por menor oferta ante una menor producción. Rusia y EE.UU explican el 31% de la producción mundial de trigo.

También incide la debilidad del dólar por la política monetaria expansiva de Estados Unidos en el marco de la pandemia, que empujó el precio de las materias primas agrícolas. "Estamos en un momento decisivo porque se está sembrando el maíz", apuntó Terré.

Miguel Cané, presidente de Argentrigo, entidad que nuclea a la cadena de valor del cereal, resaltó que "habrá malos resultados de producción en todas las regiones", y para este año se esperan 16,8 millones de toneladas, frente a los 19,5 millones de las previsiones pre campaña.

Pero ratificó la suba de precios internacionales. "En el Mercado a Término la cosecha nueva hoy vale u$s 210/215 la tonelada, hace tres meses el precio era u$s 170 la tonelada", señaló.

Para Cané la menor producción no va a generar problemas de abastecimiento en el mercado interno. En todo caso, la variable de ajuste será un menor volumen destinado a la exportación, explicó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios