Consumo

Carne vs. salario: cuántos kilos menos de asado se pueden comprar con respecto a dos años atrás

Según un informe privado elaborado por el ex funcionario Néstor Roulet, se adquirían 80,9 kilos en septiembre de 2019 y ahora solo se pueden acceder a 48,27.

Un salario mínimo, vital y móvil permitió comprar tan sólo 42,27 kilos de asado durante septiembre en la Argentina, un 40,3% menos que durante el mismo mes en 2019, el año previo a la pandemia del Covid-19.

Los datos surgen del informe "El Gran Desacople", elaborado por el productor, consultor y ex secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet, quien indicó que, a pesar de que el país  tiene los precios más bajos de la región, el poder adquisitivo de los argentinos ha bajado notoriamente.

El consumo de carne ya es de 47,3 kilos por habitante y cae por cuarto año consecutivo

Qué dice el informe 

"El Gobierno intervino el mercado cárnico cerrando parte de las exportaciones, abarrotando los frigoríficos con carne que no se consume en el país, dejando morir vacas de rechazo en el campo (los gastos para poder salvarlas superan ampliamente su valor) y desalentando la inversión en ganadería", señala el informe.

Con fundamentos basados en la intervención oficial, el cepo a la carne, las retenciones y la brecha cambiaria, el relevamiento busca evidenciar que, a pesar de que los ganaderos cobran un 50% menos el kilo de novillo producido en comparación con otros países de la región, por la inflación los argentinos tienen dificultades económicas para comprar carne.

"El poder adquisitivo de los argentinos se derrumbó, pasando a poder comprar con un salario mínimo 80,9 kg de asado en septiembre de 2019, a tan solo 48,27 kg de asado en septiembre de 2021", indica.

Fuente - Informe: "El Gran Desacople"

Para su análisis, Roulet tuvo en consideración el salario mínimo, vital y móvil (SMVM) en septiembre de 2019, el valor del kilo de asado y cuánto compraba de asado ese salario mínimo en aquel momento: por entonces, con un SMVM de $ 15.625 y un asado a $ 193,16 el kilo, se adquirían 80,9 kilos de carne.

Comparó aquellos valores con la situación del SMVM y la carne en septiembre de este año: ahora, con un SMVM de $ 29.160 - valor oficial anterior a que el Gobierno oficializara su aumento, por tramos, a $ 33.000 - y un asado a $ 604,07, se compraban 48,27 kilos de carne el pasado mes.

Capacidad de compra. Fuente - Informe: "El Gran Desacople"

El informe detalla lo siguiente: "A pesar del bajo valor que reciben por su producción los ganaderos, obligados a producir con quebrantos, y del bajo valor del asado en el mostrador, en el país se come menos carne vacuna por habitante por año. Esto demuestra que el problema no es el "desacople" de los precios internos con los internacionales, el verdadero problema de la Argentina es el impuesto inflacionario, que hace que a la gente le cueste más cubrir sus necesidades básicas".

También sostiene, y demuestra, que en 2019 el consumo de carne, por habitante, era mayor y se encontraba en 51,6 kilos. Roulet atribuye la baja en el consumo al "desdoblamiento cambiario", la alta "presión impositiva" y las trabas a las exportaciones.

El papel de la inflación 

"Con esta excusa el Gobierno decidió intervenir el mercado cárnico en el país, pero lo que no se da cuenta que, por más carne barata comparada con cualquier país en el mundo, si el poder adquisitivo de la gente es cada vez más bajo debido a la alta inflación (en septiembre fue del 3,5%) por la descontrolada e irresponsable emisión monetaria", critica.

Y agrega: "Lo único que logra es que el productor ganadero por falta de rentabilidad, trate de reconvertir su negocio, bajando gasto e inversiones, con incidencia negativa para la productividad, mientras la gente come menos carne vacuna porque no le alcanza la plata para comprarla", dice el informe.

En conclusión, según el informe de Roulet, los ganaderos argentinos se encuentran bajo un "gran desacople" - de aquí el nombre del informe - mientras que desde el oficialismo muchas voces insisten en desacoplar.

Por su parte, la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) también publicó un informe en el que detallan que el consumo de carne vacuna, según el promedio de los últimos doce meses, se ubicó en 47,3 kg por año, lo cual evidencia una contracción interanual del 5,6% o 2,81 kg/hab/año menos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios