Pobreza

Macri presentó la nueva red de contención para los 'Sin Techo': "No tenemos intermediarios"

Segmentación por problemática, más paradores, un SAME "psiquiátrico" para los casos de violencia y mayor coordinación con la sociedad civil. Las claves del nuevo abordaje para las personas en situación de calle.

En esta noticia

El jefe de Gobierno porteño Jorge Macri aseguró que no quiere ignorar a las personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Al contrario. Dijo que le preocupa en términos "humanitarios" por las 3560 que fueron censadas, pero también por el resto de los ciudadanos porteños, que "muchas veces nos expresan que tienen miedo por escenas de violencia o gritos que nos plantean en las denuncias que nos llegan, que hasta les da miedo de salir de sus casas, algo que antes no sucedía". 

"No quiero tampoco echarle la culpa a los mayores índices de pobreza, sino abordarlo en forma activa, con un cambio en la concepción, mayores recursos humanos especializados y una mirada específica para cada caso, porque son siempre distintos", agregó.

El Jefe de Gobierno porteño presentó el nuevo modelo de Red de Atención que reemplazará al programa Buenos Aires Presente ante un grupo de medios entre los que estuvo presente El Cronista. Según sus funcionarios, el BAP quedó "focalizado en la oferta de paradores, abrigo y comida". 

Ahora se apuntará a segmentar de acuerdo a la problemática (adultos mayores, familias, hombres solos, mujeres solas, niños, pero también salud física y mental), buscando que las personas se queden en los paradores que ahora están abiertos 24 horas, donde además de cama, ducha y comida, se les brindará contención y seguimiento profesional hacia la reinserción social.

El "cambio es sustancial" expresó. Y ante una pregunta, Macri aseguró que "no tiene que ver con las críticas a una foto que se publicó en el marco de la difusión de este nuevo enfoque". "Ya hice la autocrítica de esa publicación en Instagram, que borramos, y la verdad no hace justicia al esfuerzo que estamos haciendo y el compromiso con el que nos estamos dedicando para ocuparnos de cada caso", explicó.

Entrega de alimentos a los paradores

El titular del Ejecutivo porteño también reconoció que "desde 2019 es un problema que viene creciendo con fuerza, producto del encierro de la pandemia, lo que trabajo una profundización de problemas de salud mental y adicciones, además del empeoramiento de la situación económicas. Por eso son necesarias estas nuevas herramientas".

Macri estuvo acompañado por la vicejefa de Gobierno, Clara Muzzio, y el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Mraida, quienes informaron que "el 74% de las personas en situación de calle son adultos hombres, luego hay mujeres solas y familias con niños, que ahora tienen privacidad". 

"Después de lo básico, apuntamos a resocializarlos con actividades que apunten a dejar la calle y encontrar trabajo", afirmaron. "No es automático, hay un mundo de marginalidad que quiere seguir en la marginalidad, y no podemos hacer nada en contra de eso", admitió el Jefe de Gobierno. 


El vínculo de Macri con el Gobierno nacional y la Provincia

Las gravísimas denuncias de extorsión a los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo de parte de organizaciones sociales no pudo estar al margen de la conversación. Ante una consulta de El Cronista, Macri dijo que "en el programa Ciudadanía Porteña (el plan social de CAB) nosotros no tenemos intermediación". Reiteró, además, que se trata de un plan de refuerzo alimentario.

En relación al vínculo que mantiene con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, que aporta el 50% de las personas en situación de la calle de la Ciudad, acorde al jefe de Gobierno porteño, "no hay ninguno, porque no hay paradores en ningún lugar de la PBA, a pesar de que la ley dice que es una responsabilidad de cada distrito".

Las claves de la Red de Atención a personas en situación de calle

1. Llegar antes: se suman nuevas bases operativas, recorridas permanentes por puntos estratégicos como lugares de ranchadas, estaciones o el Aeroparque, y apertura de nuevos dispositivos de primer aceramiento, DIPA, que son lugares de día donde las personas pueden ir a comer, bañarse y tener una entrevista con un trabajador social o un psicólogo.

2. Segmentación: a partir de nuevos protocolos de atención, tanto para que no haya chicos en la calle y para personas con problemas de salud mental. Además, se abren Centros de Inclusión Social (CIS) específicos con mejores estándares de atención (por ejemplo, el primero de salud mental). En 15 días se sumará uno nuevo para familias. El eje fundamental es que ahora el foco estará puesto en revincular a las personas con sus familias o un proyecto de vida, y no en el asistencialismo.

3. El problema de las personas en situación de calle es complejo. Las respuestas serán trabajadas en una mesa de gestión con las organizaciones de la sociedad civil que vienen abordando estos temas (Cáritas, iglesias, ONG's). Y se suma la articulación con el sector privado para trabajar en planes de revinculación laboral.

Temas relacionados
Más noticias de Jorge Macri

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.