Pese a algunas buenas señales, en octubre se frenó la recuperación de la industria

Sobresale el buen momento que atraviesa la construcción y maquinaria y equipamiento, pero siguen los problemas en textiles y calzados, cayó la refinación de petróleo y hasta retrocedió el rubro alimentos.

La incipiente mejora de la actividad manufacturera en septiembre encontró un freno en octubre con caídas en once de las dieciséis ramas de la producción, lo que abre interrogantes sobre la consistencia de la recuperación, aún con reapertura de actividades y tras siete meses de parate forzoso por la pandemia.

El Índice de Producción Industrial (IPI) difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) registró en el décimo mes del año una contracción del 2,9% en relación al mismo mes de 2019, un dato que contrasta con el avance de 3,7% interanual que había mostrado en septiembre.

La diferencia de 6,6 puntos porcentuales en un momento que se presume de mejora de las expectativas a nivel de producción industrial, encienden las alarmas. Con todo, el indicador de producción industrial se ubica en el mayor nivel desde octubre de 2019.

En la medición desestacionalizada con el mes anterior también se observó una caída, en este caso del 2,5%, mientras que en el acumulado de los primeros diez meses del año el retroceso se ubica en 9,9%.

Desde que comenzó la cuarentena establecida por la pandemia, es la primera vez que el acumulado anual entra en la zona de un dígito.

En el desagregado por ramas de actividad se observa una gran dispersión en la evolución del desempeño industrial.

Así, la producción de Maquinaria y equipos tuvo un aumento del 27,3%, empujado básicamente por la fabricación de maquinaria agrícola, que saltó nada menos que 81,2%, y en menor medida, aparatos de uso doméstico con el 38%, pero ambos fueron compensados a la baja por caídas del 20,1% en maquinaria de uso especial y del 9% en máquinas de uso general.

También se movieron en terreno positivo Productos minerales no metálicos, que engloba la fabricación de cemento portland, con un avance del 6,3%, mientras que Muebles y colchones se expandió 7,1%; Otros equipos, aparatos e instrumentos el 4,9% y Productos de caucho y plástico un 2,8%.

Además, la fabricación de motocicletas tuvo un salto del 37% y la producción de asfalto, insumo clave para las obras viales creció 18%, reflejando el impulso que está teniendo la obra pública.

Pero en contraste, se registraron fuertes retrocesos en Prendas de vestir, cuero y calzado (24% de caída); Refinación de petróleo, coque y combustible nuclear (21,6%), Otros equipos de transporte (31,5%), y Productos de metal (13,4%), la misma profundidad de caída que Productos textiles.

Por su parte, Industrias metálicas básicas se contrajo el 10,7%; Vehículos automotores y autopartes cayó el 9,1%; e incluso Alimentos y bebidas retrocedió 2,5%. En este caso fue determinante la menor molienda de oleaginosas (20,8% menos), la molienda de cereales (9,7%), la producción de azúcar y productos de confitería (19,9%), yerba (7,3% y hasta carne vacuna (6,1%).

Fuentes oficiales del sector industrial destacan que "la recuperación de la industria no se está dando a ritmos homogéneos todos los meses, pero la tendencia es clara", y apuntan a meses con recuperaciones muy marcadas como junio y septiembre, y otros en los que parecen primar las dudas, como agosto u octubre.

Además, dicen que en algunas industrias incide mucho la cantidad de días trabajados, y octubre registró un día menos que en 2019.

Pese a ello, explican que "mirando la tendencia, se ve una mejora marcada" y aclaran que los primeros datos de noviembre a partir del índice anticipado de producción industrial, cerró con un crecimiento del 2,4% interanual y el 51% de las plantas industriales consumieron más energía, un indicador de mejora de la actividad.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios