ACTIVIDAD

La economía llega a las PASO sin quitarse el lastre de la pandemia

Impactada por la pandemia, los indicadores sociales y económicos se deterioraron como desde 2018. Una luz de esperanza se puede avizorar por el lado del crecimiento de la industria manufacturera

La Argentina se aproxima a las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre de 2021 con sus principales variables de la economía más vulnerables que en las anteriores primarias legislativas o ejecutivas, pero también, por efecto rebote después de que pasó lo peor de la pandemia, por primera vez con la actividad en crecimiento después de tres años.

Inflación

La evolución de los precios se mantiene como la principal preocupación de los argentinos.

La inflación de agosto fue la más alta para un mes previo a las elecciones PASO, ya que habría cerrado apenas unas décimas por debajo del 3% y con varios puntos más que el 2,2% de julio de 2019, hasta este año el mes pre-electoral con mayor movimiento de precios desde que se instauraron las primarias en 2011.

El acumulado anual en siete meses (enero-julio) llegó a 29,1% y hasta agosto habría trepado a 32%, cifra que también es la más alta en comparación con las cinco PASO anteriores -todas realizadas a mediados de agosto-.

Salarios

Por cuarto año consecutivo, en este 2021 los salarios volverían a perder contra la inflación, como viene sucediendo desde 2018, entre el colapso de los dos últimos años del Gobierno anterior y el flojo arranque de esta administración, pandemia y crisis económica mundial mediante.

Según la consultora LCG, desde noviembre de 2017 la pérdida del poder adquisitivo supera el 24% y se eleva a 33% en el caso de los trabajadores informales.

Actividad

El Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina crecería este año más de un 7%, al promediar en la comparación con 2020, un año signado por las restricciones a la movilidad de personas y la circulación de bienes en el que la economía cayó 9,9%.

La actual situación no servirá para recuperar todo lo perdido por la pandemia. El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) relevó para junio de este año un índice desestacionalizado de 137,7 puntos -la base 100 fue fijada en 2004-, que se ubica 2,2% por debajo del punto de partida del Gobierno de Alberto Fernández e incluso 5,3% menos que en julio de 2019, días antes de las PASO que conmovieron al país y su sistema económico.

Con excepción de 2019, la elección que llevó a la derrota a Mauricio Macri, en todos los otros años electorales la economía avanza; en la última década, fue un "serrucho", para caer en los años pares.

No obstante, la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo Económico (FIDE), think tank en donde emergió la figura de Mercedes Marcó del Pont -hoy titular de la AFIP-, apuntó: "El ciclo expansivo de la actividad se consolida. Una amplia gama de sectores ya registra un nuevo piso de producción superior al de pre-pandemia y, en ramas como la industria y la construcción, se verifican niveles mejores a los de 2019. A modo de ejemplo, la tasa de utilización de la capacidad instalada industrial a junio 2021 (64,9%) es la más alta desde el comienzo de la crisis cambiaria de 2018".

"A contramano de la interpretación ortodoxa que describe esta situación como una 'recuperación transitoria', un mero rebote, consideramos que la economía atraviesa una fase de recuperación genuina, apoyada en un mayor dinamismo de la demanda interna (particularmente la inversión) y buenas condiciones para nuestras exportaciones", señala el informe mensual de FIDE de septiembre.

La industria manufacturera, por caso, tuvo en junio el mejor mes del ciclo de los últimos cuatro años, 3,4% por encima de 2018 y 11,3% más que en el mismo mes de 2019.

Otro sector con alta demanda de empleo y derrame sobre la actividad es la construcción, que en junio se mantenía 8,6% por debajo que hace dos años.

La mitad de los encuestados por el Indec para el Indicador Sintético de la Actividad (Isac) contestó que no esperan mayor cantidad de obras privadas y que el dinamizador será la obra pública.

Por otra parte, el consumo privado, que explica cerca de dos tercios del PBI, se encuentra todavía alicaído.

El informe de panorama productivo que elabora el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, marcó que el consumo privado está 8% por debajo del tercer trimestre de 2019.

Con estos datos, a contramano de FIDE, la consultora Economía y Regiones plantea: "El rebote del nivel de actividad se agota y con él, se desaceleran las tasas de recaudación nominal y real".

"A medida que avanzan los meses de 2021, el nivel de actividad disminuye su ritmo de crecimiento, la recaudación nominal se desacelera y la inflación gana terreno", indican en E&R.

Empleo

La situación del trabajo registrado fue empeorando durante esta gestión. En junio, la última medición exhibió una variación mensual negativa en 0,2% y se enlistaban 11.977.800 personas, un 1,4% menos que las 12.147.600 registradas en el punto de partida, en noviembre de 2019.

Al primer trimestre de 2021 existían 1,3 millones de desocupados, con una tasa de desempleo de 10,2%, de acuerdo a los números del Indec.

LCG notó una reconfiguración del mercado laboral. "El mercado de trabajo que emerge se sesga aún más a la informalidad respecto a los niveles (históricamente altos) en que opera la economía argentina", sostiene la consultora.

"Los vínculos rotos por la destrucción neta de empresas se van transformado en muchos casos en mayor asistencia, como modo de sustituir la generación genuina de empleo donde hay escasa movilidad del factor trabajo y una pérdida irrecuperable de formación de capital humano", completa el panorama la firma que dirige Guido Lorenzo.

Pobreza

Por último, la pobreza había trepado al final del año pasado al 42% de las personas -algo más de 12 millones-.

El Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas que comanda Claudio Lozano, actual director del Banco Nación, registró que en el primer trimestre de este año la pobreza se había ubicado en torno al 39,4%, "que si se descuenta el efecto aguinaldo, asciende al 42,2%" y señaló al ajuste fiscal y monetario llevado a cabo desde octubre de 2020 hasta mediados de 2021 como causante de "serios límites a la mejora de la situación social, la recomposición del consumo y la reactivación económica".

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    07/09/21

    ¿No será posible que alguna vez los argentinos cicatricemos la grieta que en mayor o menor grado nos viene aquejando desde la presidencia de Rivadavia (entonces apenas una lucha entre federales y unitarios, ahora entre ?liberales? y ?progresistas?)? ¿Qué tal si ensayaramos como prueba piloto, reflotar la idea transversal de trasladar la Capital Federal al Interior del país, es decir donde cada parlamentario votara en forma quasindependiente de su militancia ?
    ¿El proyecto no es prioritario en estos momentos? Sí lo es, si no desearamos que el país a la larga se desmembre siquiera en sentido figurado o hasta quizás, en forma real como cuando Artigas propuso mudar la capital a Paraná; le dijeron que no, se tuvo que exilar a Paraguay y sus adversarios después fundaron la Banda Oriental.
    ¿Y a qué lugar del Interior mudaríamos la Capital? Según 22 la publicación en septiemrer del 2020 de un diario capitalino la ciudades de Córdoba y Viedma / Carmen de Patagones encabezaban las últimas encuestas muy por encima de otros lugares alternativos. Les recuerdo que la segunda había sido elegida por ley 23512 / 87, pero ésta debido `principalmente a la hiperinflación fue derogada finalmente en 2004 [vean detalles en Google / Wilkipedia / Ley Patagonia].

    0
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    07/09/21

    ¿Sería viable mudar la Capital Federal dada la situación paupérrima de la economía y social actual argentina ? ¡¡Sí!! Los primeros 4 a 5 años durante los cuales se desarrollarían los tratamientos parlamentarios, convocatoria a reformas de la Constitución, estudios de anteproyectos, construcciones cívicas y habitacionales iniciales, podríamos financiarnos con poca emisión monetaria adicional. Luego, por supuesto para las mayores inversiones de infraestructura ?ya en una Argentina pujante y creciente?recién recurriríamos a empréstitos internacionales en dólares, euros ?o yuans.
    ¿Qué ventajas tendría mudar la Capital? ?Reactivar la economía con obra pública útil y disminuir el desempleo a mediano plazo ? Según lugar de destino, nueva infraestructura para aumentar la productividad y competitividad del páis --- Máyor y mejor federalismo ? descentralización efectiva de funciones gubernamentales ´--- país ---despoblamiento de Buenos Aires y conurbano y consecuentemente mejor posicionados frente a FUTURAS EPIDEMIAS --- red de transporte y comunicaciones más efectiva, etc.etc.

    0
    0
    Responder
  • OF

    Omar Ferrería

    06/09/21

    Está bien que tengan un corazoncito gorila pero no olvidarse que son periodistas. La economía no está bien, pero hay que reconocer que está mejorando fuertemente. Además se está as n olvidando del final del gobierno de Macri

    2
    0
    Responder