Según Lacunza

Los números del ajuste y lo que genera incertidumbre del plan de Javier Milei

Con los actores principales del pacto de Acassuso distanciados, quien fue el ministro de economía de Mauricio Macri, Hernán Lacunza detalló cuál deberían ser los pormenores política fiscal. Y el factor que resta certezas al programa económico.

Pese al anuncio de que el Titular de Hacienda será Luis "Toto" Caputo, en el círculo rojo aún abundan las expectativas sobre el plan del presidente electo, Javier Milei. Para Hernán Lacunza las próximas definiciones definirán su éxito o condena.

En el marco de la 28°Simposio Internacional de Economía, que se desarrolló este medio día en el Palacio Alvear, el ministro de Economía durante el último tramo la gestión de Mauricio Macri alertó que lo que genera incertidumbre es "no saber si va a haber una fase dos: si va a haber dolarización".

Con la futura canciller, Diana Mondino, sentada en las primeras filas del Salón Versalles, Lacunza apuntó contra la "falta de detalles" de la fuerza ganadora a menos de una semana de que asuma. "Con los riesgos de que no esté clara la fase dos y que sea una dolarización sin reservas, el mercado va a estar adivinando todo el tiempo hacia donde van y eso puede afectar la estabilidad".

El que había sido uno de los principales caballos de batalla del líder de La Libertad Avanza (LLA) se desvaneció en el transcurso de su consolidación en las urnas. A la par, pero en menor medida, del cierre del Banco Central de la República Argentina (BCRA) con la reciente salida de Emilio Ocampo.

Con las ansiedades puestas a un lado, Lacunza reconoció que aún le quedan días a LLA para convertirse en Gobierno y definir la hoja de ruta para los próximos cuatro años. "Hasta ahora la dolarización está postergada, no descartada y ese es un dato no menor", afirmó en el panel junto con el director ejecutivo de EconViews, Miguel Ángel Kiguel.

Como también el "profundo amor" al equilibrio fiscal que tiene Milei, el cual consideró que solo fue compartido por la gestión de Cambiemos. Y que, según las precisiones oficiales, apunta a apagar los "dos motores de emisión monetaria": el déficit del BCRA y el público.

En cuanto a este último, Lacunza detalló cuál debería ser la anatomía del ajuste para lograr el equilibrio primario. En donde los subsidios deberían pasar a representar 2,5% a 1% del Producto Bruto Interno (PBI); las transferencias a las provincias del 0,7% al 0,2% y los gastos de capital del 1,5% al 1%.

Mientras que los programas sociales, por las declaraciones de Milei de estar abierta la billetera, los consideró en torno a los 2%, las empresas públicas en un 0,3% -sin ENARSA- y el empleo público en un 2,5%, con el supuesto de una caída del 20% en términos real por salario o recortes de planta.

"Con eso se llegaría a 3,5 de corrección fiscal, y sería heroico para hacerlo en un solo año", sostuvo. Y agregó: Macri hizo casi 6 puntos en dos años y perdió las elecciones, pero lo hizo al final de su mandato. Milei lo va a hacer al principio y eso es una gran ventaja".

Cifras que se alejan del detalle del ajuste que estipulo el líder libertario, a partir de un recorte del gasto de capital del 3% del PBI con la implementación del mecanismo chileno en la obra pública, 5% en subsidios económicos, 1% del déficit de las empresas públicas y otro por las jubilaciones de privilegio.

Aun con miembros de LLA de espectadores, Lacunza no dudó en calificar al programa económico con un rótulo que genera molestias en las filas. "La solución de mercado implicaría liberalizar todo y con ello, una devaluación que llevaría el tipo de cambio de $350 a $900, tarifas que se multiplicarían por cinco y naftas por cuatro. Cualquier categoría que esté por debajo es gradualismo, nos guste o no", argumentó.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.