Dólares

El campo espera la mayor siembra de la historia: qué pasará con los precios

Por la mejora de precios internacionales se espera la mayor superficie sembrada en la historia. Sin embargo, alertan que los problemas climáticos podrían volver a empeorar el rendimiento. La soja pierde participación.

 Luego de la sequía que disparó la tensión en el campo argentino y afectó los rendimientos de la campaña 2020/21, el sector se prepara para una siembra récord de 38,7 millones de hectáreas en la próxima campaña, sería la mayor superficie sembrada en la historia, en gran parte gracias a la mejora de los precios internacionales.

Los casi 39 millones de hectáreas significan medio millón hectáreas más que en el último ciclo. Así se desprende de un informe que realizó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a cargo de Emilce Terré y Federico Di Yenno.

De acuerdo al estudio, la campaña que acaba de terminar tuvo una producción total de granos de 127,7 millones de toneladas, un 6% por debajo del ciclo 2019/20, con un área sembrada de 38,2 millones de hectáreas. 

"En la campaña 2020/21, las condiciones meteorológicas resultaron mayormente desfavorables para el desarrollo de los cultivos de invierno, en tanto que un déficit de humedad combinado con altas temperaturas en febrero y marzo del corriente año restó quintales a la soja, obligando a ajustar a la baja la estimación de cosecha", detalló el estudio.

El incremento del área sembrada se daría en paralelo a una disminución de las hectáreas sembradas de soja. La tendencia que se observa hace algunos años se profundizará. La entidad proyecta que se sembrarán 16,65 millones de hectáreas, 250.000 hectáreas menos que este año. El fenómeno es más fuerte en la región pampeana, dado que la falta de agua generó pérdidas en los rindes de la oleaginosa, cuando el maíz mostró un comportamiento mejor de lo esperado.

El achicamiento de márgenes de ganancia, las retenciones y falta de lluvias son las principales razones de disminución del terreno con soja.

impacto en retenciones

"A diferencia de esta oportunidad en el 2012 por ejemplo los precios también habían sido extraordinariamente altos, pero las retenciones al maíz en ese entonces rondaban el 23% y a la soja el 33%, había una diferencia aproximada de 10 puntos porcentuales. Hoy hay una brecha extraordinariamente alta entre las retenciones del maíz que son del 13% y de la soja entre el 30 y 32% dependiendo el subproducto, lo que beneficia la rotación de los cultivos", explicó la economista y analista de la BCR, Emilce Terré.

Los cereales se espera que alcancen un récord absoluto. Una de las estrellas será el maíz con una siembre de 7,7 millones de hectáreas. De esta manera el incremento del área cultivada será de 4,6% y la producción estimada es de 54 millones de toneladas. Un 5% más de volumen que el récord productivo logrado en 2018/19 y 2019/20.

Respecto al trigo se prevé que el área sembrada aumente un 3 %. "Las condiciones hídricas y el escenario de precios este año son mucho mejores que el año pasado a misma fecha. Las últimas lluvias consolidaron la intención de siembra en gran parte de la región pampeana", amplió el informe. Con un 27% sembrado, el trigo se encamina al área de siembra objetivo de 6,7 millones de hectáreas.

Además, por los márgenes productivos se esperan crecimientos en las áreas sembradas de girasol, sorgo y cebada.

el futuro de los altos precios 

Sobre la continuidad de los buenos precios internacionales, Terré apuntó a que los precios están sostenidos por problemas climáticos como la sequía en Estados Unidos, sin embargo para la experta "hay elementos que empiezan a generar algunas preocupaciones" como la inflación en Estados Unidos, "que hace pensar que podría haber movimientos financieros globales que quizás hagan bajar los precios", concluyó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios