EL SENADO BONAERENSE APROBÓ LA POLÉMICA LEY DE H BITAT

Nuevos countries deberán ceder el 10% de sus terrenos para viviendas sociales

La norma, que no será vetada por Scioli, obliga a los emprendimientos nuevos a ceder parte de sus tierras a municipios para viviendas sociales. Rechazo de legisladores de la UCR y De Narváez

El Senado bonaerense convirtió ayer en ley el polémico proyecto de hábitat que obliga a los grandes emprendimientos inmobiliarios, countries y barrios cerrados a ceder a los municipios provinciales el 10% del valor del terreno o su equivalente en efectivo para la construcción de viviendas sociales. La iniciativa deberá ahora ser promulgada por el gobierno de Daniel Scioli, que ya adelantó que no vetará la norma aunque introducirá algunos cambios en su reglamentación. Sin embargo, fuentes de la administración sciolista anticiparon que esas modificaciones no alterarán el espíritu del proyecto sancionado por la Legislatura.
Tras conseguir hace un mes la media sanción de la Cámara de Diputados provincial, la denominada Ley de Hábitat fue aprobada ayer por Senado bonaerense con el voto afirmativo de los legisladores del Frente para la Victoria, el Frente Amplio Progresista, la Coalición Cívica y un sector del radicalismo, mientras el resto de la bancada de la UCR y el peronismo disidente votaron en contra.
El proyecto, promovido por el kirchnerismo a través de diputados de La Cámpora, Nuevo Encuentro y Miles, el sector que lidera Luis DElía, establece que los grandes emprendimientos inmobiliarios de más de 5.000 metros cuadrados deberán ceder el 10% del valor total del terreno para la realización de planes de vivienda social. Además, prevé un aumento adicional del 50% del Impuesto Inmobiliario Urbano a los baldíos y una contribución especial para las viviendas o terrenos cuyos valores aumenten como consecuencia de obras o cambios de zonificación que produzcan los municipios.
La norma, que fue justificada por sus impulsores en la necesidad de abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional, desalentando las prácticas especulativas sobre la tierra, desató el fuerte rechazo de los desarrolladores inmobiliarios que advirtieron que terminará desalentando la inversión en el sector.
En tanto, desde el gobierno de Scioli remarcaron que la norma no tiene efectos retroactivos y garantizaron que no resultarán afectados los derechos adquiridos ni el derecho a la propiedad, para lo cual el Senado bonaerense también votó ayer una iniciativa que declara inembargables e inejecutables en el ámbito provincial a las propiedades familiares habitadas en forma permanente.
Voceros de la administración provincial descartaron anoche que el gobernador pueda vetar total o parcialmente la ley, aunque admitieron que podrían incorporarse algunas modificaciones en la reglamentación, que no alterarían el espíritu de lo aprobado por la Legislatura.
Desde una posición crítica al proyecto, el diputado del Frente Peronista Francisco De Narváez alertó que la ley destruye la propiedad privada y que no es el camino para darle viviendas a los 2 millones de bonaerenses que no las tienen.

Tags relacionados
Noticias del día