Cuáles son las mercados con los que el Gobierno pretende sumar dólares frescos por medio de la exportación

La Cancillería redefinió la estrategia de promoción comercial y apunta a hacer pie en regiones emergentes del África y los antiguos satélites de la Unión Soviética.

Con vistas a ampliar el ingreso genuino de dólares, el Gobierno avanza con la redefinición de los destinos prioritarios donde dirigir los esfuerzos con vistas a potenciar las exportaciones, a través de una estrategia de diversificación de mercados y productos, e ingreso a nuevas plazas donde la Argentina contaría con "ventajas competitivas".

Al margen de la Cumbre de Cancilleres del G20, el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, viajará en los próximos días a Túnez para reunirse allí con los 11 embajadores argentinos desplegados en los países del África subsahariana y el Magreb, donde el Gobierno quiere hacer pie como otrora hiciera Cristina Kirchner al fomentar el comercio bilateral tomando como plataforma a Angola.

El interés en el continente negro es tal que, en el marco de la presidencia rotativa del Mercosur, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, puso en marcha las conversaciones formales con vistas a incrementar las relaciones económicas con la Unión Africana, a través de un eventual tratado que otorgue preferencia de ingreso al Área Continental Africana de Libre Comercio, que entró en vigor en enero pasado y ya ratificaron 38 países de la región.

Solá, en su llegada a Roma. Desde Italia partirá rumbo a Túnez y luego tendrá una escala en Viena.

Solá también hará una escala posterior en Viena, la capital austríaca, para reunir allí a los embajadores radicados en Bulgaria, Grecia, Hungría, Polonia, Rumania, Serbia y Ucrania, la mayoría de ellas antiguos estados satélites de la Europa Oriental bajo la determinante influencia de la Unión Soviética. 

A contramano de la política de "inserción inteligente" al mundo pregonada por Mauricio Macri, esta gestión estima conveniente enfocar todas las energías en incrementar las exportaciones en países en vías de desarrollo y sus mercados emergentes, donde el nivel de competencia aún es bajo y las importaciones de alimentos están a la orden del día.

Previendo un crecimiento de la economía mundial en el orden de los tres puntos promedio durante los próximos años, el monitor de oportunidades comerciales de la diplomacia nacional indica que cada vez serán más las poblaciones urbanas con mayores recursos y gustos refinados que podrían interesarse por la oferta exportable argentina, sobre todo para acceder al consumo de carnes, vinos, aceites, frutas, panificados y lácteos.

En el caso del África, adonde hoy se exportan u$s 4500 millones en bienes agrícolas y u$s 316 millones de bienes industriales, se estiman oportunidades de vender maquinaria agrícola, genética, capacitación y tecnología para el campo, cada vez que la necesidad de proveerse la producción de alimentos crece en países cuyos índices poblaciones van en aumento. Eso, claro está, podría ser contraproducente a largo plazo y minar las exportaciones de commodities.

Los destinos seleccionados están listados en el Plan de Promoción de Exportaciones 2021. que surge del trabajo realizado en el marco del Consejo Público Privado para la Promoción de Exportaciones, del que participan 240 cámaras y entidades del comercio exterior, representando a más de 18.000 empresas pertenecientes a 68 complejos exportadores.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios