Nación comprará títulos reperfilados a las provincias que lo necesiten

Diez provincias que tiene u$s 1300 millones en letes quedaron atrapados por lo que el Ejecutivo ofrece comprárselos pero sólo a aquellos que necesiten los fondos para pagar salarios o deudas

Luego del anuncio de restringir la compra de dólares y el reperfilamiento de la deuda el Gobierno comenzó a desandar las complejidades que generaron con las medidas. Primeros fueron los tenedores personas humanas a quienes los liberó, luego las sociedades que debían honrar deudas en moneda extranjera en el exterior que tienen su propio camino con el Banco Central. Y ahora llegó el turno de las provincias que también habían reclamado a la Casa Rosada porque habían quedado con parte de sus fondos en títulos reperfilados.

En este último grupo quedaron 10 distritos que utilizaban letras en pesos y en dólares como una especie de "caja de ahorro" en donde dejaban los montos designados para pagos que ya tenían preestablecidos pero que, llegado el momento, no pueden contar con los fondos porque quedaron atrapados por la medida dictada por la Nación.

Los afectados son la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, San Juan, Salta, Formosa, La Rioja, Santa Fe, Mendoza, Río Negro y Catamarca que, en conjunto, la Nación les postergó el pago de u$s 1300 millones en títulos públicos nominados en pesos y en dólares.

Son la Ciudad, Buenos Aires, San Juan, Salta, Santa Fe, Río Negro, Formosa, La Rioja, Mendoza y Catamarca

Ayer, y luego de varias negociaciones, se publicó en el Boletín Oficial la Resolución 731/2019 del Ministerio de Hacienda en donde la administración central les propone a las provincias que se encuentren en dificultades para hacer frente a sus pagos y que les quedó fondos atrapados en letras, tanto en pesos como en dólares, comprárselos para que puedan atender "su déficit financiero y regularizar atrasos de tesorería en concepto de salarios y servicios esenciales". Es decir, los estados subnacionales deberán demostrar que están urgidos de los fondos.

Por su parte, las provincias que acepten esta operación deberán ceder al Estado los títulos representativos de deuda pública nacional de corto plazo reperfilados que se encuentren registrados bajo la titularidad de las jurisdicciones al 31 de julio de 2019.

Como esta operación se creó un programa para la recomposición financiera de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que se va a implementar a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, el cual deberá contar con fondos provistos por el ministerio de Hacienda.

A pesar que hay títulos en moneda extranjera, pagará en pesos salvo que se demuestre la necesidad de dólares

Un dato no menor es que Hacienda definirá en qué moneda se pagará y, según ya dejaron trascender, se hará todo en pesos salvo que sea estrictamente necesario para la provincia solicitante el acceso a los dólares.

Eso le pasó hace unos días atrás a la provincia de Santa Fe. La administración de Miguel Lifschitz quedó con los fondos destinados al pago de una deuda en dólares atrapados en el reperfilamiento y el Tesoro de la provincia tuvo que salir a comprar dólares para no defaultear.

"Esto genera una gran complicación a las administraciones provinciales porque tienen que destinar pesos que ya tenían programado usar para otros fines lo tienen que poner para afrontar pagos o comprar dólares".

Santa Fe no logró cobrar unas letes y tuvo que comprar dólares para pagar intereses de deuda provincial

Así fue que Santa Fe transfirió los intereses de un título dentro de los plazos previsto y lo hicieron con dólares comprados desde el Tesoro porque no habían logrado que el gobierno nacional les reintegre las letes que vencieron el 13 de septiembre y que la provincia había comprado para calzar los vencimientos.

"Como nos reperfilaron y no nos pagaron tuvimos que salir a comprar, una vez más, los dólares que ya teníamos", explicó una fuente cercana al gobernador santafesino.

 

Adelanto

La gobernadora María Eugenia Vidal está decidida a transitar su propio camino de cara a octubre. Aunque accedió a acompañar a Mauricio Macri en los actos que se realicen en su territorio, tanto la campaña como la toma de decisiones ya no se consultan con la Casa Rosada.

En esta línea es que avanzó la idea de salir a rescatar anticipadamente las letras en pesos en medio del reperfilamiento que anunció su ex ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. Así es que en una comunicación a las autoridades bursátiles la administración Vidal anunció que sale a comprar antes de tiempo sus Letras en pesos con una oferta de pago de 50% con la intención de tentar a los tenedores que necesitan liquidez.

La compra se realizará a través del sistema SIOPEL provisto por el MAE durante los próximos dos meses comenzando a partir del 21 de octubre y se llevarán adelante con periodicidad quincenal. En esas operaciones la provincia realizará licitaciones públicas en las que ofrecerá rescatar hasta 50% del valor nominal que originalmente se emita de las "Letras del Tesoro de la Provincia de Buenos Aires en Pesos a 31 días con vencimiento el 31 de octubre de 2019; a 60 días con vencimiento el 29 de noviembre de 2019 y a 123 días con vencimiento el 31 de enero de 2020.

Tags relacionados