Moratoria: un artículo del proyecto habilita a convertir las deudas en bonos para que el Estado cobre antes

Una de las normas del proyecto permite estructurar como instrumentos financieros las deudas generadas de fondos coparticipados. Para los especialistas impositivos, es una forma de que tanto Nación como provincias descuenten ingresos futuros.

El proyecto de ley de moratoria ampliada que se votará en los próximos días en el Congreso permitirá a miles de contribuyentes regularizar sus deudas tributarias, pero un artículo en la norma que ya tuvo dictamen en la comisión legislativa genera ruido entre los especialistas.

Se trata del artículo N°16, que de aprobarse tal como fue redactado habilita a que el Estado estructure la deuda  por fondos coparticipables en instrumentos financieros, como bonos, y venderlos en mercados secundarios.

"Se deja establecido que los derechos sobre los fondos coparticipados que se generen por la presente ley de moratoria podrán ser estructurados como instrumentos financieros y securitizados o cedidos por parte de las Jurisdicciones que lo reciban", dice la norma.

Para tributaristas, el artículo tiene como objetivo que las deudas tributarias sean constituidas como títulos en pesos que luego puedan ser colocadas a aseguradoras, bancos y otros inversores institucionales u organismos para que el Estado obtenga financiamiento antes de que comiencen los vencimientos de la regularización.

Diego Fraga considera que este artículo busca habilitar a Nación y a las provincias a descontar futuros ingresos y percibir fondos antes de que los que ingresen a la moratoria vayan cancelando sus deudas

"Con esto, la Nación y las provincias cederían parte o todos sus derechos sobre lo que les corresponda percibir a un fideicomiso o fondo, que a su vez colocaría títulos representativos de esa deuda en el mercado, o incluso a otros organismos estatales. No creo que pongan datos de los contribuyentes, hay que ver cómo lo instrumentan", explicó Fraga.

Si bien refiere a fondos coparticipados, Iván Sasovsky interpreta que el artículo abarca todas las deudas quedarían pasibles de ser estructuradas en títulos financieros y coincidió en que fue pensado como una forma de que el Estado capte un mayor nivel de ingresos.

"Seguramente se quiera financiar el estado con estas garantías que van a ser las deudas de los contribuyentes. Es novedosa la forma, pero sin dudas pondrá en análisis cuestiones como el secreto fiscal aspecto al que en la nueva moratoria no se hace referencia", señaló. 

 

 

Además, Sasovsky advirtió que otra de las consecuencias de la norma puede ser que los que ingresen a la moratoria y se retrasen con los pagos podrían aparecer en el veraz. "Con esto, el Estado cede los créditos a los bancos, fideicomisos y otros, con lo que la deuda con el estado pasa a formar parte de los bancos. Si el contribuyente no paga, el acreedor lo informará a la central de deudores, y el deudor aparecerá en el veraz", señaló.

Sebastián Domínguez apuntó que el artículo apunta a que sean las empresas aseguradoras e inversores institucionales los que terminen siendo los que reciban estos títulos.

"Me parece que el artículo apunta a empresas aseguradoras, inversores institucionales, fondos comunes de inversión y otros organismos, que terminen siendo obligadas a invertir en ciertos títulos en pesos surgidos de esta norma. Puede pasar que otros inversores privados o incluso personas humanas inviertan en esto, pero lo veo muy poco probable, dada la situación del país", comentó.

Tags relacionados