Más provincias buscan cobrar impuestos al uso de plataformas digitales

La recesión puso en jaque los ingresos de los estados subnacionales que siguieron el ejemplo de la Nación y la Ciudad y comenzaron a cobrar Ingresos Brutos a los usuarios. 

En medio de un proceso de recesión el talón de Aquiles de las finanzas provinciales viene siendo la recaudación.

Días atrás el gobierno de Córdoba publicó un informe en donde señala que lleva perdido un mes de recaudación durante los últimos 12 meses por los efectos nocivos de la recesión.

En este contexto es donde los estados subnacionales buscan incrementar la base de recaudación, es por eso que cada vez más provincias analizan sumarse al cobro de impuestos a los servicios digitales.

La próxima que sumaría este impuesto sería Chubut. Según publicaron medios locales, el oficialismo provincial está terminando el proyecto de ley para salir a gravar Netflix HBO Go, Airnbnb, Spotify en busca de suplir la recaudación.

Chubut está en una situación extrema, lo que recauda no cubre los salarios estatales y el gobernador Mariano Arcioni definió el pago de sueldos y jubilaciones en cuotas.

Aunque la mayoría de los estados provinciales empezaron a aplicar este tipo de tributo a mediados de 2018 cuando la crisis hacía estragos en las finanzas locales, el inició fue en 2014 cuando Mauricio Macri gravó desde la jefatura de Gobierno de la Ciudad con Ingresos Brutos a las plataformas digitales.

En 2018 avanzó en este sentido e impuso a todos los usuarios del país con el 21% de IVA a servicios extranjeros como Netflix.

Con ese escenario, los gobernadores bajaron la orden de salir a buscar esa caja. Arrancó Córdoba en mayo de 2018 cobrando Ingresos Brutos con una alícuota de 2% y utilizando a las tarjetas de crédito como agente de retención.

Le siguió Salta que aplicó el mismo modelo desde el pasado 1 de febrero con una alícuota de 3,6 por ciento.

En la misma fecha comenzó a regir la modificación al Código Tributario de Tucumán que estableció una alícuota de 5% de Ingresos Brutos a los servicios de internet que no tenga un domicilio real en la provincia.

Más tarde llegó la zona de Cuyo y aparecieron San Juan y Mendoza con la misma idea. En el caso de la administración sanjuanina la aprobación del impuesto significó una diferencia respecto a lo que venía sucediendo ya que se estableció que alícuota de 3% de Ingresos Brutos pero sólo para Netflix y Spotify.

En el caso de Mendoza la redacción del impuesto detalla que grava "la comercialización de bienes o servicios a través de medios o tecnología que permitan la realización de las transacciones en forma remota", y establece una alícuota de 3,5%.

Tags relacionados