Más presión de Cristina para que el Congreso funcione desde esta semana

El Senado intentará sesionar el miércoles. Mientras Massa apura los detalles para avanzar con el mismo objetivo en Diputados. La oposición de Juntos por el Cambio reclama todas las garantías para la sesión

Tras largas idas y vueltas, la actividad en el Congreso buscará reactivarse desde esta semana. Al menos esa es la pretensión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que presiona para que el Senado sesiones el miércoles de manera remota por primera vez en su historia, en tanto, el titular de Diputados, Sergio Massa -tras una primera prueba fallida y una segunda con buenos resultados- ultima los detalles para tener su debut virtual en los próximos días.

Con la extensión del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, ambas cámaras avanzarán esta semana para poner en marcha una nueva dinámica, a fin de sesionar en tiempos de pandemia. Pese a que Massa fue quien se mostró predispuesto a sesionar desde el primer momento en el que quedó declarado el confinamiento por el coronavirus, será Cristina la primera en liderar un debate virtual.

Luego de la "exitosa" prueba -como dijeron desde el entorno de CFK- que los senadores llevaron adelante el viernes, hoy habrá un nuevo simulacro a las 14.30, pero sin la presencia de la ex presidenta. Si todo marcha sobre ruedas, el miércoles a las 14, comenzará el debate para que el Alberto Fernández se haga del aval de los DNU que firmó en el marco de la cuarentena obligatoria.

En tanto, Diputados, que tenía previsto sesionar el jueves pasado, tuvo que posponer la fecha hasta nuevo aviso, luego de que el sistema colapsara cuando los cerca de 200 diputados intentaron votar en el que fue el primer simulacro. Así, Massa dispuso una serie de pruebas grupales y capacitaciones que derivaron en mejores resultados: el sábado, 198 diputados pudieron votar sin contratiempos.

De todas maneras, Juntos por el Cambio insiste con que el presidente de la Cámara baja "convoque a una sesión con todas las garantías", de lo contrario, propondrán que la sesión sea presencial (en un recinto más grande que el del Congreso). Mientras que aquellos que no puedan asistir, por ser población de riesgo o no poder viajar, podrán valerse del sistema remoto.

En este contexto, desde el entorno del tigrense confirmaron que esta semana seguirán trabajando con las pruebas, que se harán en grupos de 20 a 30 diputados, para seguir aceitando el sistema. En tanto, fueron más cautos a la hora de hablar de fechas. "Massa, con jefes de bloques, luego deberán designar día, si deciden hacer la sesión virtual", dijeron.

En caso de que todos los espacios lleguen a un acuerdo, resta definir qué proyectos se debatirán en la primera sesión virtual. Todo indica que el temario será "consensuado" entre las distintas bancadas. Prueba de ello es que el oficialismo no haya dado a conocer la iniciativa para gravar a las grandes riquezas impulsado por Máximo Kirchner, que ya fue cuestionado desde la oposición.

A esto se le suma que el debate virtual tiene ciertas limitaciones temporales: la sesión no puede extenderse más de 4 horas. Por eso, los proyectos para debatir tienen que ver con asistencia a las pymes o la eximición del pago de Ganancias para el personal de la Salud.

Tags relacionados
Noticias del día