Mar del Plata: cómo son los protocolos propuestos para que haya temporada de verano

Pese a que aún no está confirmada la realización de la temporada 2021 en la Costa Atlántica, el municipio de General Pueyrredón elaboró un texto que establece los requisitos que deberán cumplir los balnearios para evitar los contagios por Covid-19.

En el marco de la espera para que se confirme la realización de la temporada de verano 2021, los intendentes de los balnearios de la Costa Atlántica se reunieron a principios de este mes para impulsar una serie de protocolos para el turismo en medio de la pandemia del coronavirus. El primero en proponer un plan sanitario fue el municipio de General Pueyrredón, que agrupa, entre otras localidades, a Mar del Plata.

En un compilado de 35 carillas, llamado “Protocolo Covid-19 para balnearios de la Costa Atlántica de General Pueyrredón (PROCAB-MDP) , firmado por la secretaria de Salud del municipio, Alicia Bernabei, se establecieron los requisitos que deberán cumplir los balnearios a fin de reducir los contagios. 

En primer lugar, los balnearios tendrán que colocar cartelería interna específica que indique las siguientes medidas para los trabajadores que gestionen la llegada de los turistas: "lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol, evitar llevarse las manos a la cara, al estornudar o toser hacerlo con el pliegue, y en caso de presentar algún síntoma no concurrir al trabajo".

Segundo, será obligatorio el uso de barbijo, cumplir el distanciamiento social, evitar el contacto físico, no compartir elementos comunes ni tampoco mantener reuniones en espacios cerrados. El personal deberá estar capacitado por el balneario y las instalaciones también deberán adaptarse con los elementos de higiene necesarios.

 

Con respecto a las carpas, se permitirán seis personas por cada una de ellas. Las mismas deberán ser desinfectadas todos los días. Por cada sombrilla estará permitido como máximo se aceptarán cuatro personas y, entre ellas, una distancia de cuatro metros.

En cuanto a los balnearios con pileta, deberán aplicar el protocolo vigente para estos sectores. Lo mismo ocurrirá con los lugares que ofrezcan gimnasios: deberán garantizar la higiene de manos para los turistas, con elementos a no más de 1,20 metros de altura para personas con discapacidad.

Los balnearios y el servicio gastronómico -tanto en la parte interna como en las carpas y sombrillas- tendrán que registrar a los visitantes que reciban, sus compras y las contrataciones que realicen.

Por su parte, el gobierno municipal se comprometió a programar capacitaciones a los propietarios, trabajadores y proveedores, junto a otras partes interesadas, de los balnearios.

 

Sobre los empleados de cada balneario, se sugiere que eviten el uso del transporte público para trasladarse y que cada concesionario o dueño ofrezca el servicio de traslados o un espacio para que los trabajadores puedan estacionar sus vehículos o bicicletas. A su vez, se solicitará el cumplimiento de turnos escalonados y que los mismos no coincidan con el horario pico de la demanda.

“Lo que se planteó es que se podría tener una temporada de verano con menor rotación de público. No hay clases presenciales y el grueso de trabajadores trabaja en modalidad home office, lo que nos hace pensar en poder descomprimir la alta concentración y rotación de gente en el mes de enero , expresó Martín Yeza, intendente de Pinamar, en un encuentro virtual realizado el 7 de septiembre.

En cuanto a la realización de la temporada, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, señaló que es necesario “pensar en una estrategia que, desde el punto de vista económico y social, nos permita desarrollar la mejor temporada posible, dentro de la realidad que tengamos en ese momento . Y añadió: “Estamos trabajando en protocolos y proyectando cuáles pueden ser los escenarios posibles .

Tags relacionados

Compartí tus comentarios