El rol del Gobierno en la economía y el reclamo de un salario universal: las definiciones de Claudio Lozano

El economista, que es director del Banco Nación y analista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPPYP), hizo su análisis del año que termina y pidió más políticas de expansión monetaria que dinamicen el mercado interno.

El economista y director del Banco Nación, Claudio Lozano, habló en el programa de radio Más de lo esperado y dio su visión sobre el futuro de la economía argentina. Criticó al gobierno y explicó por qué cree que se necesitan más políticas de expansión monetaria que dinamicen el mercado interno.

"Fue un año muy complicado, muy difícil, a lo que fue la herencia recibida de la gestión neoliberal del macrismo se suma el impacto de la pandemia de coronavirus. Claramente Argentina tocó fondo en el segundo semestre en relación a la caída de la actividad económica y el crecimiento de la desigualdad, de caída de los ingresos y de expansión de la pobreza y llegando a 47% de la población bajo la línea de pobreza. A partir de abril, en el marco del comienzo de la liberación de algunas actividades y aflojar la cuarentena estricta, comenzamos a vivir un proceso de lenta recuperación que tiene una característica particular: el producto luego de caer 16% puntos subió 12% pero se reparten entre mayo 9% y luego la recuperación bajo hasta llegar a solo 1%, se recompone pero se estanca. El límite es el deterioro de los ingresos y del mercado interno", expresó Lozano.

Y añadió: "2021 tiene dos elementos para definir en qué situación quedamos, por un lado qué termina pasando con la pandemia tanto en el mundo como en Argentina y luego cómo se termina dando el proceso de negociación con el FMI para que el Estado pueda tener más nivel de incidencia en la actividad".

Para Lozano, la recuperación de la actividad en Argentina fue diferente por las condiciones bajo las cuales el país recibió las condiciones de la pandemia, pero el conjunto de políticas del gobierno de contención tuvieron tanto fiscal como monetario de un orden de magnitud menor que otros países del mundo y de la región.

"Las políticas de alcance monetario y financiero si bien fueron importantes estuvieron por debajo de otros países y eso hace caer aún más el mercado interno. La inversión fiscal de Brasil fue superior a la de Argentina pese a instrumentos como el IFE y el ATP. Las políticas de expansión fiscal fueron importantes para contener pero no tuvo la magnitud que tuvo en otros lados. La Argentina recibió niveles de deterioro de la economía peores que otros países, de endeudamiento, en otros países el acceso al financiamiento fue importante en otros países", explicó el dirigente.

En esa línea, afirmó: "En el contexto donde tenemos 47% de pobreza decidió no pagar el IFE 4, en lugar de fomentar el mercado interno lo limita y eso explica porque se desaceleró la recuperación".

"En el marco de las presiones cambiaras, se dio la suba de la tasa de interés, de ciertas presiones cambiarias y monetarias y que dio como resultado el control del dolar paralelo y oficial pero claramente se juega la posibilidad de crecimiento del país en incrementar el mercado interno", explicó. "Hay un punto clave que el gobierno ya discutió pero abandono de cara al FMI que es convertir el IFE en un ingreso permanente porque eso permitiría un impacto en el consumo que desplegaría el mercado interno en el país", agregó.

"Hay algunos gestos importantes del gobierno como el acuerdo paritario y la recuperación del poder adquisitivo para los estatales y la congelación de las tarifas hasta marzo. La discusión de la cuestión inflacionaria es clave y allí hay dos claves centrales, que el gobierno tenga mecanismos de control y una administración más controlada del tipo de cambio en la Argentina", dijo, respecto a la recuperación del mercado interno.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios