Los gremios docentes porteños redoblan la apuesta y mañana vuelven a parar contra la presencialidad escolar

UTE y Ademys repetirán mañana la medida de fuerza para impedir que se sigan dictando clases en las aulas con los colegios abiertos.

"Frente a la insistencia del Gobierno de la Ciudad de mantener las escuelas abiertas con dictado de clases presenciales convocamos a un paro docente el día de mañana, martes 20 de abril", dice el comunicado de la Unión de Trabajadores de la Educación  (UTE) de la Ciudad, quien junto con  Ademys, otro de los sindicatos que agrupa al magisterio del distrito, fueron a la huelga hoy contra el retorno de alumnos a las aulas.

UTE denuncia que el gobierno de la Ciudad,  "sosteniéndose por una estrategia de Lawfare", desconoce el DNU nacional que "indica la suspensión temporal por dos semanas de las clases presenciales como medida de cuidado sanitario".

"Desde el comienzo del ciclo lectivo 2021 venimos denunciando y reclamando tanto a las autoridades ministeriales como al propio Larreta las deficiencias de los protocolos vigentes así como también la falta de inversión en infraestructura e insumos para poder llevar adelante una presencialidad cuidada", sostiene el comunicado.

Y agrega: "Los docentes enseñamos todos los días los fundamentos democráticos y llamamos a toda la comunidad educativa a cumplir con las medidas de cuidado sanitario que dictó el poder ejecutivo nacional para seguir manteniendo la vida y la salud como prioridad". 

Ademys, en tanto, tuvo una asamblea hoy por zoom en la que reunió a más de 1.000 docentes que votaron un nuevo paro, esta vez de 48 años, para mañana y pasado, con una nueva asamblea el miércoles "para definir continuidad de las medidas".

"La docencia defiende la suspensión de la presencialidad en las escuelas del AMBA. El gobierno de CABA insiste con la presencialidad, la docencia pelea en defensa de la salud y la vida", sostuvo Ademys.

Por su parte, la seccional porteña del Sadop anunció a su turno que cumplirá el contenido del decreto presidencial que determinó durante dos semanas el regreso a la virtualidad para dictar clases por el aumento de los casos de coronavirus y ante "la grave situación sanitaria y el polémico fallo de la justicia" porteña.

La conducción sindical sostuvo que aplicará desde el martes "una retención de tareas presenciales" y regresará a la virtualidad, como determinó la medida oficial y luego del paro de este lunes, porque un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) es "una ley nacional y, como toda ley, hay que cumplirla y nadie puede obligar a los trabajadores a no hacerlo".

El Sadop no paralizará las tareas este martes y regresará a la virtualidad a partir de la aplicación de "una retención de tareas presenciales", y sostuvo que la medida oficial impide toda actividad educativa presencial y la utilización del transporte público.

La UTE, el Sadop y Ademys afirmaron que se cumplió con alto nivel de acatamiento el paro de 24 horas en las escuelas de la ciudad en rechazo del fallo de la justicia porteña, que autorizó la presencialidad en los establecimientos, y de la decisión del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, de acatar esa resolución.

Los trabajadores de la educación de esos sindicatos cumplieron la medida de fuerza convocada anoche por los dirigentes ante el fallo de la Justicia porteña, que ordenó continuar con las clases presenciales en el distrito, no obstante el dictado del decreto del Ejecutivo, que dispuso la suspensión de esa modalidad por 15 días.

Los sindicatos rechazan de plano el regreso a la presencialidad en las aulas ante "el descontrolado aumento de los casos por la Covid-19" en el distrito y respaldaron el decreto vigente por dos semanas y "el cumplimiento de todas las medidas sanitarias".

El decreto del presidente Alberto Fernández 421/21 dispuso desde las 20 del viernes último nuevas restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), ante la estampida de los contagios para enfrentar a la segunda ola de la grave pandemia.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios