Los cincos proyectos que la UIA teme avancen en el Congreso: qué proponen y cuál es la preocupación empresaria

Según la central fabril, esas iniciativas legislativas "impactarán negativamente en la generación de empleo formal, los niveles de producción y los costos empresarios", explicó en un comunicado.

La Unión Industrial Argentina (UIA) señaló su "profunda preocupación" por una serie de proyectos que se están tratando actualmente en el Congreso, más precisamente en la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados.

Según la central fabril, esas iniciativas legislativas "impactarán negativamente en la generación de empleo formal, los niveles de producción y los costos empresarios", explicó en un comunicado.

Las iniciativas parlamentarias que enumeró la UIA son el incremento de los plazos de prescripción de 2 a 3 o 5 años, la disminución de la jornada de trabajo de 8 a 6 horas, la prohibición de acordar jornadas de trabajo a través de la negociación colectiva, el incremento de las licencias de los trabajadores y la modificación del art. 223 bis de la LCT incluyendo la participación en las utilidades como condición de su homologación. "Ninguno da respuesta a los desafíos urgentes que Argentina tiene por delante", sentenció.

"Los proyectos mencionados no dan respuesta a los dilemas que presenta el contexto social: cómo reducimos la informalidad que desprotege a los trabajadores, incrementa la competencia desleal, desfinancia al Estado y direcciona la carga tributaria sobre los sectores formales de la economía. Priorizar agendas que dificultan la generación de empleo formal separa al país de un objetivo prioritario: iniciar un camino hacia el desarrollo social, económico, productivo y sustentable", dijo la UIA.

Qué dice cada proyecto

Más tiempo a empleados para reclamar indemnización

Es un proyecto de ley que busca incrementar el plazo de tiempo para que los trabajadores puedan hacer juicios a sus empleadores tras un despido. La idea es modificar los plazos de prescripción de reclamos de indemnización tras la extinción del vínculo laboral. La clave es que la iniciativa da más tiempo a empleados para hacer juicios a sus empresas después de un despido. La iniciativa busca reemplazar el plazo de dos años para la prescripción de todos los créditos de origen laboral aumenta los plazos y distinguiendo tres años para las acciones relativas a créditos provenientes de la extinción del vínculo laboral y cinco años para los demás.

La disminución de la jornada de trabajo de 8 a 6 horas

Actualmente existen dos proyectos de ley para la reducción de la jornada laboral en Argentina, fueron propuestos por diputados de extracción sindical y ambos se encuentran en estado parlamentario. El primer proyecto, propuesto por la diputada del Frente de Todos y dirigente de la Asociación Bancaria Claudia Ormaechea, propone una jornada laboral de un máximo de seis horas por día, y un tope de 36 horas semanales. El segundo proyecto fue presentado por el diputado sindical del Frente de Todos y titular de CTA de los trabajadores Hugo Yasky, quien propone una semana laboral de cuatro días. Aunque diferentes en su organización, ambos proyectos buscan reducir la jornada laboral argentina en el ámbito público y privado, que hoy es de 48 horas semanales.

Licencias

Existen muchos proyectos, la mayoria de los cuales se han ido unificando en unos pocos cuyo denominador común pasa por ampliar las licencias por maternidad y paternidad establecidas en la Ley de Contrato de Trabajo. Establecen, entre otros ítems, la incorporación de licencias por adopción, nacimiento de hijo prematuro y fertilización asistidas. Y llevan de 45 a 50 días la prohibición de trabajar antes y después del nacimiento para la madre, así como también le otorga 10 días de licencia para el otro progenitor.

Participación en las utilidades

En el Senado comenzó a discutirse un proyecto que crea un nuevo requisito para que las empresas accedan al procedimiento preventivo de crisis, que procura obligar a las empresas a participar sus ganancias con los empleados afectados por las "suspensiones de la prestación laboral que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación".

Según la UIA, "transformar la reactivación económica en crecimiento sostenido, conjugando producción y generación de empleo en el sector privado como motor de desarrollo con inclusión social, son prioridades por las que la UIA trabaja diariamente. Ese trabajo es el que tiene como resultado iniciativas cuyos objetivos son la generación de empleo productivo de calidad, la creación y consolidación de las empresas sustentables -especialmente pequeñas y medianas, que son eslabones fundamentales del entramado productivo federal-, la generación de divisas a partir de las exportaciones con valor agregado y la transformación de la matriz productiva.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios