A contrarreloj

Ley de Envases: qué cambios analiza Máximo K para conseguir los votos en Diputados

Legisladores del Frente de Todos se reunirán esta tarde con organizaciones sociales y no descartan que en el encuentro se resuelva hacerle algunas modificaciones al texto para así cosechar los votos necesarios y darle media sanción a la iniciativa.

¿Recalculando? El oficialismo está más que ajustado con los números en Diputados para darle media sanción a la Ley de Envases, que viene siendo fuertemente rechazada por la oposición, empresarios y hasta gremios del sector. Esta tarde, diputados del Frente de Todos se reunirán con organizaciones sociales y no descartan que en el encuentro se resuelva hacerle algunas modificaciones al dictamen en el recinto y así cosechar los votos necesarios para girar el texto al Senado

Con el panorama actual, la iniciativa redactada por el Ejecutivo, que busca la gestión ecológica de los envases y que entre otros ítems crea una Tasa Ambiental de Responsabilidad Extendida del Productor (Tarep) de hasta el 3% del precio mayorista de venta del producto, tiene pocas chances de ser aprobada por la Cámara que lidera Sergio Massa.

Es que, al rechazo de Juntos por el Cambio y del lavagnismo, se le sumó el del rionegrino Luis Di Giácomo, actual presidente del Interbloque Unidad Nacional para el Desarrollo -hasta hace poco liderado por José Luis Ramón, hasta que sellara un acuerdo con el FdT en Mendoza.

En diálogo con este medio, el rionegrino, que comanda la bancada que también integran los tres diputados del Frente Renovador de la Concordia Misionero, además de Ramón y Pablo Ansaloni (otro flamante aliado del FdT) expresó su rechazo a la medida.

"Es un impuesto a quienes producen y regresivo", señaló Di Giácomo, para luego cuestionar que crea una caja nacional no coparticipable. Al mismo tiempo, consideró que implica una "intromisión en incumbencias provinciales y municipales como es la gestión de residuos". Además, reprochó que, "en plena crisis", el oficialismo impulse la creación de nuevas estructuras burocráticas, además de que señaló que será una "contribución a la inflación".

"Si se quiere incentivar la responsabilidad empresarial deberían bajar las imposiciones a quienes hacen una gestión limpia", remató. Al rechazo del rionegrino, probablemente se le sumará el de los tres misioneros. Es que ambos espacios seguirán conformando un interbloque más allá del 10 de diciembre.

Ante los números tan ajustados, esta tarde, diputados del Frente de Todos se reunirán en el Palacio del Congreso con organizaciones sociales. Según pudo saber El Cronista, no se descarta que de esa reunión se desprendan una serie de modificaciones que se le harían al texto durante el debate "en el recinto". Aunque, aclararon, "no tienen que ver con la tasa".

El futuro de la ley depende de Izquierda, el MPN y algunos de los diputados del Interbloque Federal.

La postura que tome la Izquierda, el MPN y algunos de los diputados que integran el Interbloque Federal que preside el lavagnista Alejandro "Topo" Rodríguez, quien dejó en claro que "así como está no se puede votar", serán determinantes para que el proyecto reciba media sanción en Diputados y llegue al Senado. 

De ser así, el Frente de Todos deberá pisar el acelerador. Es que, a partir del 10 de diciembre, Cristina Kirchner no contará con mayoría propia en el Senado. Con la nueva conformación, el bloque oficialista quedará a dos bancas del quórum propio y, casualmente, sus dos fieles aliados son la misionera Magdalena Solari Quintana y el rionegrino Alberto Weretilneck. Si su postura es similar a la de Di Giácomo, tampoco deberían acompañar la medida

Pero, para eso, el Frente de Todos primero deberá sortear la media sanción en Diputados.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios