Las empresas que pagaron los sueldos de abril antes de ingresar al ATP podrán usar el subsidio para abonar los de mayo

La medida del Ministerio de Trabajo está destinada a compensar a aquellos empleadores que liquidaron las remuneraciones de abril antes de saber que accederían al salario complementario, tanto por la adición de más actividades al listado de "sectores afectados" como por los cambios en los requisitos de facturación.

Los empleadores que antes de acceder al Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP) pagaron los sueldos de abril podrán utilizar el excedente que genera el subsidio para abonar parte de las remuneraciones de mayo.

A través de la resolución 408/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Trabajo determinó que los empleadores que efectuaron el pago total o parcial de sueldos correspondiente a abril en forma previa a la percepción por parte de sus trabajadores del salario complementario, y cuyo monto, sumado al beneficio supere el máximo que le hubiere correspondido percibir, podrán imputar el excedente a cuenta del pago del salario de mayo.

La norma también definió que si los empleadores hubiesen abonado la asignación en dinero prevista en el caso de suspensiones de empleados por falta de trabajo, y se diere la misma situación, también podrán computar el excedente a cuenta del pago de mayo.

Se trata de una medida destinada a aquellas empresas cuya actividad inicialmente no estaba entre las consideradas "en estado crítico", pero que fueron añadidas a posteriori.

También abarca a aquellas que tuvieron un incremento interanual de su facturación menor al 5% entre el 12 de marzo y el 12 de abril, dado que hasta ayer el requisito era no registrar aumentos nominales en los ingresos declarados.

Los propios empleados pueden consultar si su salario es parcialmente cubierto por el plan de auxilio a través de este servicio de ANSeS con solo ingresar su CUIL, dado que las empresas cargaron los CBU de sus trabajadores en el portal de AFIP.

El Salario Complementario es un beneficio contemplado en el programa ATP, por el cual el Estado afronta el pago de una asignación equivalente al 50% del sueldo neto del trabajador correspondiente a febrero último.

Esta suma no puede ser inferior a un salario mínimo, vital y móvil (SMVM), actualmente de $ 16.875; ni superar dos SMVM ($ 33.750), o al total del sueldo neto correspondiente a ese mes.

La normativa explicó que "la implementación y pago del beneficio del Salario Complementario se viene realizando en forma contemporánea al proceso habitual de liquidación de haberes por parte de las empresas que han sido incorporadas al beneficio".

Asimismo, indicó que “sin perjuicio de la compleja situación económico financiera producto del aislamiento establecido para hacer frente a la pandemia de coronavirus, las empresas incluidas en el ATP vienen realizando, mediante esfuerzos y medidas extraordinarias, el pago total o parcial de los haberes correspondientes a abril, aun cuando sus trabajadores no hubiesen percibido el beneficio del Salario Complementario al momento del pago de los sueldos .

Tags relacionados