Consumo

Bolsillo electoral: por el avance de la inflación las familias vuelven a los mayoristas

Después de 14 meses, en julio crecieron un 1,7% las ventas de productos de consumo masivo en supermercados y autoservicios. ¿Cómo están impactando los nuevos planes de financiamiento?

  El temor de que la apuesta electoral del Gobierno para reactivar el consumo provoque mayor inflación llegó a los hogares argentinos que vuelven a refugiarse en el supermercado mayorista como una herramienta para hacer frente al deterioro del poder de compra de sus salarios. De acuerdo con el relevamiento de la consultora Scentia realizado supermercados y autoservicios de todo el país, la facturación de los mayoristas aumentó un 46,9% entre julio de 2020 y 2021 y el volumen de ventas un 0,8%.

Así, después de 14 meses seguidos de caída del consumo, en julio las ventas de productos de consumo masivo tuvieron un resultado positivo. El mes pasado, crecieron en volumen un 1,7% en comparación con 2020. En paralelo, hace meses hay una importante diferencia entre las ventas en grandes cadenas de supermercados en comparación con los autoservicios, que sufrieron caídas más fuertes en sus volúmenes de venta.

Los locales independientes, almacenes y supermercados de cercanía que componen el rubro de autoservicio, en julio tuvieron una reducción de las ventas de 9,8% en el AMBA.

Precios: investigan a los proveedores de supermercados por conductas anticompetitivas

"El consumo masivo llega a las elecciones con crecimiento pero específicamente en grandes superficies comerciales y en los supermercados mayoristas, no tanto en los comercios de cercanía", señaló el especialista en consumo Damián Di Pace, de Focus Market.

Y agregó: "Eso muestra algún grado de incertidumbre para administrar el gasto hogareño en contexto inflacionario, la gente está intenta stockearse. Evidentemente el consumo se está recuperando pero de forma muy selectiva y muy lenta".

El principal atractivo que ofrecen cadenas como Makro, Vital, Diarco, Yaguar o Maxiconsumo es un ahorro de entre 15% y 20% que se puede obtener comprando al por mayor. La expansión de este canal y el crecimiento del stockeo se da en especial en los hogares de clase media y media alta.

Más allá de la suba del consumo en julio, las ventas acumulan durante el año una caída de 6,2%. ¿Se podrá revertir el escenario en los próximos meses? La respuesta depende principalmente de que los nuevos planes de financiamiento que lanzó el Gobierno pre-elecciones como el Ahora 24 y Ahora 30 resulten exitosos.

El Cronista consultó a fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo cuál es el impacto hasta el momento, pero todavía no hay datos oficiales disponibles.

El interrogante es si en los próximos meses se lograran las variaciones positivas suficientes para que el año no cierre con números en baja. 

"Los planes de financiamiento Ahora son los que más se utilizan y el consumo viene creciendo en ventas minoristas de bienes durables, además de los "Ahora", el Gobierno lanzó propuestas bien direccionadas como el Plan Mi Compu de Anses o las 18 cuotas sin interés para jubilados que buscan ayudar a sector específicos que venían muy caídos", concluyó Di Pace.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios