Las campañas publicitarias que llevaron a De la Rúa a la presidencia

Del “dicen que soy aburrido a votar por el cambio. Los históricos spots de la Alianza que apuntalaron la candidatura del radical.

Fernando De la Rúa venció a Graciela Fernández Meijide en las internas y estaba lanzado para competir en las elecciones presidenciales de 1999. La década del 90, llamada frívola muchas veces, tuvo un presidente que se sentía cómodo ante las cámaras y que no le tenía miedo al ridículo.

Pero De la Rúa era lo contrario a Carlos Menem. Y su equipo publicitario –liderado por Ramiro Agulla y Carlos Bacetti– lo sabía. Por eso es que, en vez de esconder sus falencias, trataron de ponerlas sobre la mesa y transformarlas en virtudes. “Dicen que soy aburrido se convirtió así en el gran símbolo de la campaña y uno de los grandes aciertos.

El claim de toda la campaña de la Alianza, no solo de la De la Rúa, era “Somos más . En otro spot, con tono más épico, el cordobés dice que “la Alianza es del tamaño de nuestra esperanza. Hagámosla crecer . Y también invita a soñar y a un futuro mejor: “Vamos a volver a ser un gran país para vivir .

En otra de las piezas De la Rúa se mostró junto con Fernández Meijide, quien era candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires. “Juntos van a ganar para que ganemos todos , rezaba el spot.

La siguiente propaganda no fue de las más recordadas. Sin embargo, adquiere hoy más relevancia, ya que De la Rúa dice “convoco a todos a votar por el cambio . Además, invita a todos a “la fiesta del trabajo y la dignidad .

Otro de los spots, titulado “Alguien está pensando en la gente , pasó al recuerdo por la promesa de De la Rúa: “Voy a ser el maestro de cada niño que va a ser educado . También prometió que iba a empujar “a la cárcel a cada delincuente, a cada corrupto .

Finalmente, un compilado con varias piezas más. Se destaca la promesa de que “conmigo el ajuste lo hace la política y no el pueblo , ya que meses después se recortaría un 13% el sueldo de los empleados estatales y de los jubilados. La promesa de “conmigo un peso, un dólar , en rigor, sí la cumplió mientras estuvo.

En otro de los videos se puede ver otra frase histórica: “Estoy a 100 pasos de ser el presidente de una Argentina distinta : desde su despacho como Jefe de Gobierno de la Ciudad miraba del otro lado de la Plaza de Mayo, a la Casa Rosada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags relacionados