La UOM acordó suspensiones con rebaja salarial de 30% a cambio de evitar despidos

La prohibición de echar trabajadores será por 120 días. El acuerdo se oficializará mañana y los recortes sólo se harán en empresas paralizadas por la pandemia. El secretario general de los metalúrgicos habló con El Cronista aislado en su domicilio, tras dar positivo un miembro del gremio.

Los trabajadores de la industria metalúrgica que se desempeñan en establecimientos cuyas actividades están paralizadas por efecto de la cuarentena tendrán desde este mes una rebaja salarial del 30% y, a cambio, las compañías del sector se comprometerán a no efectuar despidos por el término de 120 días. Ese esquema forma parte de un entendimiento que las seis cámaras empresarias del sector y la conducción de la UOM firmarán mañana, según confirmaron a este diario referentes gremiales y empresarios.

“Estamos definiendo los últimos detalles del acuerdo que firmaremos con la totalidad de las cámaras, preservando los puestos de trabajo , anticipó el titular de la UOM, Antonio Caló, a El Cronista desde su domicilio donde desde ayer cumple una estricta cuarentena debido a la confirmación de un caso de coronavirus entre los referentes de la primera línea del sindicato.

Caló indicó que el convenio establece un esquema de suspensiones de aquellos trabajadores que cumplen tareas en fábricas que están sin producción por la vigencia del aislamiento obligatorio. Ese personal percibirá el equivalente al 70% de su salario durante el período que se extienda el parate en la actividad. El pago será no remunerativo aunque garantizando los aportes a la obra social correspondiente.

Si bien el dirigente sindical evitó dar números respecto de la cantidad de trabajadores que podría quedar alcanzada por las suspensiones, entre referentes empresarios estimaron que en promedio más del 60% de la producción del sector está frenada por la cuarentena, pero que en algunas actividades la paralización es casi total. “Solo se trabaja en algunas fábricas que son consideradas como esenciales, en el resto no hay producción , indicaron las fuentes.

Como contrapartida de las suspensiones con reducción salarial, el acuerdo en la industria metalúrgica también contempla un compromiso de las empresas para no efectuar despidos durante un plazo de 120 días. "Sabemos que se trata de una situación difícil, complicado y que es muy posible que muchas empresas no tengan trabajo cuando se levante la cuarentena. Por eso planteamos la necesidad de que se comprometan a no hacer despidos , apuntó Caló. En algunas compañías propusieron la alternativa de que las cesantías se prohíban por 90 días.

El entendimiento entre la UOM y las seis cámaras metalúrgicas (Adimra, Afac, Afarte, Camima, Fedehogar y Caima) para intentar preservar puestos de trabajo a cambio de negociar descuentos salariales es similar al que discuten en otras actividades muy afectadas por la paralización que impuso el aislamiento decidido por el Gobierno. Ya se avanzó en acuerdos parecidos entre las terminales automotrices y el sindicato de Smata, en tanto que se discuten en sectores como la industria textil, del calzado, la producción petrolera y el sector de servicios y comercio.

Desde la conducción de la CGT reconocieron ayer que se trabaja en ese tipo de esquemas de suspensiones en diversos sectores, pero advirtieron que no se trata de una medida que se pueda imponer en forma generalizada, según explicó a este diario Héctor Daer, uno de los referentes de la cúpula de la central.

A su vez, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, confirmó que desde el Ejecutivo se evalúan diversas propuestas para brindar mayor asistencia financiera estatal a las empresas para garantizar el pago de salarios del sector privado.

Tags relacionados
Noticias del día