La recaudación subió 43,9% en octubre, siete puntos por encima de la inflación

El Ministerio de Economía publicó el dato de los ingresos tributarios del mes pasado, que marcaron un nuevo incremento por encima de la inflación interanual. Fuerte disparada de Ganancias por la percepción anticipada del 35% y recuperación del IVA, aunque sigue en rojo en términos reales.

La recaudación tributaria en octubre totalizó $ 642.104 millones y volvió a subir en términos reales al aumentar un 43,9% con respecto al mismo mes de 2019, una cifra siete puntos superior a la inflación interanual del período que se estima en 37%, informó el Ministerio de Economía.

Se trata del segundo mes desde el comienzo de la cuarentena en el que los ingresos tributarios subieron a una tasa mayor que el índice de precios al consumidor (IPC) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), aunque hay algunos factores que relativizan el eventual indicio de reactivación que insinúa el dato.

En septiembre, la recaudación trepó 43,7% frente a una inflación interanual de 36,6%, algo inédito en 2020, dado que los últimos meses con crecimiento real de los ingresos al Fisco habían sido en noviembre y diciembre de 2019, con subas interanuales de 58,2% y 53,9%, apenas superiores a la variación del IPC de entonces.

En esta ocasión, el impuesto a las Ganancias fue el gran impulsor de los ingresos, debido a los anticipos percibidos por la compra de dólares y los pagos de tarjeta en moneda extranjera, sobre los cuales se impuso una percepción de 35%.

En octubre, esta vía de recaudación subió 76% y captó más de $ 140.000 millones, es decir, el 21% del total, cuando en el mismo mes de 2019 significó menos del 18% del total. De hecho, el componente impositivo de Ganancias saltó un 81,2%, disparada amortiguada por el 26% que subió el aduanero, que de todas maneras es mucho menos representativo.

El impuesto al valor agregado (IVA) volvió a subir por debajo de la inflación, pero cada mes recorta más su deterioro en términos reales: mientras que entre abril y agosto crecía a una tasa menor al 12%, en septiembre escaló a 22,8% y en octubre, a 28,6%.

No obstante, desde septiembre hasta diciembre de 2019 los productos de la canasta básica tributaron un 0% de IVA, por lo que en ese período la base de comparación es menor a los meses previos.

El IVA, uno de los más sensibles a la actividad económica, embolsó $ 188.018 millones, apenas un 33% más que Ganancias. En octubre de 2019, la diferencia era de 82%, lo que habla de la importancia relativa de este último tributo en el dato del mes pasado.

El impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente, otro muy ligado a la economía real y más conocido como impuesto al Cheque, creció un 25,8%, también menos de 10 puntos por debajo de la inflación como el IVA.

El impuesto PAIS, que venía con una disparada meteórica desde mayo por la creciente cantidad de gente que usó su cupo de compra de u$s 200 en el MULC, fue afectado severamente por el endurecimiento del cepo que redujo en casi 80% el universo habilitado a adquirir moneda extranjera en los bancos y que pegó de lleno en octubre, dado que se aplicó a mediados de septiembre. 

Mientras venía embolsando cerca de $ 20.000 millones en los últimos meses, ahora apenas captó $ 8527 millones y acumula $ 118.996 millones en el año.

Bienes Personales subió un 592%, crecimiento que se hizo patente en todos los meses del año por la suba de alícuotas y las modificaciones de regulación con el cambio de gobierno, y embolsó $ 38.884 millones. 

Los derechos de importación y tasa estadística treparon solo 7,6% interanual a $ 20.713 millones, una cifra muy baja teniendo en cuenta la suba de alícuotas que tuvo lugar con la Ley de Solidaridad. Los de exportación, en tanto, subieron apenas 1,8%, a $ 39.472 millones.

En cambio, los impuestos internos coparticipados experimentaron un sólido crecimiento, al subir 46,4% a $ 14.108 millones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios